USO evitaría extracción no convencional de petróleo

Edwin Castaño, presidente de la Unión Sindical Obrera (USO) de la Industria del Petróleo.
Edwin Castaño, presidente de la Unión Sindical Obrera (USO) de la Industria del Petróleo.

LaNación

La fiebre por extraer petróleo de manera no convencional ha llegado al departamento del Huila, donde existen ya cerca de 12 exploraciones autorizadas para investigar posibles yacimientos, pese a la oposición social en todo el mundo por los riesgos que trae al medio ambiente esta técnica de extracción llamada fracking.

Edwin Castaño, presidente de la Unión Sindical Obrera (USO) de la Industria del Petróleo, en diálogo con LA NACIÓN durante su vista a la ciudad de Neiva dio a conocer su posición de esta técnica que pretende ser implementada en Colombia y lo que hará el sindicato al respecto de la puesta en marcha.

Cabe recordar que la USO fue partícipe activo en el Comité en Defensa del Río Las Ceibas, evitando la exploración de la empresa Pacific Rubiales.

Publimayo

Además del tema de extracción no convencional, el Presidente Nacional de la USO habló sobre la mesa de negociación USO–Ecopetrol y los lineamientos del pliego de peticiones. Igualmente, trató sobre la responsabilidad de la industria petrolera en la sequía presentada en Casanare.

Sumado a estos temas, Castaño se refirió a lo sucedido en Putumayo en los últimos días y la continuación del transporte de crudo por las carreteras huilenses.

Se viene un proceso de utilización de la técnica fracking para Colombia y el Huila, que ha sido rechazada en todo el mundo. ¿Cómo va ese debate?

Ese tema es algo que hay que ponerle atención, uno, porque se necesita mucha agua para poder romper la roca, dos, por los altos porcentajes de químicos que lleva esa agua y tres, el daño a los acuíferos subterráneos. Se sabe que en Europa parte de esos proyectos han sido parados por el impacto que genera, sumado a que en Estados Unidos sale con sabor a gas el agua que es impactada.

¿Cómo va ese proceso de adjudicación en el país?

Apenas se entregaron los bloques y de los 17 bloques solamente se interesaron dos empresas en cinco bloques. Estos fueron Shell y una empresa nueva noruega.

¿En el Huila cuál va a ser la intervención de la USO para evitar las afectaciones?

Ya el mismo Ministerio al ver los impactos medioambientales que genera esa técnica sacó una regulación y nosotros hacemos un llamado a los habitantes de Neiva y del Huila para que estén pendientes de 12 municipios como lo son El Agrado, Altamira, Elías, Garzón, Guadalupe, Gigante, Hobo, La Plata, Paicol, Tarqui, Tesalia y Timaná. Ahora tenemos el apoyo de Óscar Vanegas, quien nos va a capacitar en esto. Nosotros en el tema del fracking vamos a ver el panorama y si es malo nos oponemos en Colombia.

Hay un tema latente y que preocupa a los huilenses que es la sequía y más cuando se conoció un estudio que señalaba de responsables a la industria petrolera en la sequía en Casanare. ¿Qué se va a hacer al respecto?

Nosotros hemos sido muy coherentes en decir que ‘petróleo sí pero no así’, cuando se pone en riesgo todo el tema de los acuíferos y nacimientos de agua nosotros nos ponemos en el medio para que no se realice esta clase de explotaciones y fue así como participamos en el Comité del Río Las Ceibas y echamos para atrás lo de Pacific Rubiales.

En un tiempo se habló del inconformismo en el transporte de crudo en las vías del Huila, Caquetá y Putumayo. ¿Qué se ha tratado acerca de este tema?

Esto tiene dos componentes, el primero es social, porque tú al dejar 3.000 muleros y construir un oleoducto, son tres mil familias que se quedarían sin empleo, lo que significa pro y contra. Ecopetrol ahora a través de Cenit se metió en el tema del oleoducto del pacífico. Se va a construir desde Los Llanos Orientales hasta Buenaventura un oleoducto que cuesta 5.000 millones de dólares, incluso interconecta el sur del país. Si nosotros nos oponemos al transporte de hidrocarburos en carrotanques, el impacto social es grande. Nuestra posición es que los compañeros sigan haciendo un trabajo responsable y evitar incidentes con la población y el medio ambiente.

Se instaló la mesa de negociación USO–Ecopetrol. ¿En estos momentos en qué está la negociación?

Ya se cumplieron los primeros 20 días y no hubo nada favorable. Estamos en los 20 de prorroga y vamos para los 10 días de línea, donde se decide si vamos a un Tribunal de Arbitramento o vamos a la huelga. Sinceramente no nos conviene el Tribunal de Arbitramiento porque eso está compuesto por un abogado nombrado por el Sindicato, otro por el Ministerio y otro por la empresa y somos conscientes que muchas veces el Ministerio tiene su tendencia a estar del lado de los patronos que de los trabajadores. Por eso la asociación sindical abogaría por un movimiento huelguista.

¿En qué están soportadas las peticiones?

Son cuatro pilares, uno es el tema de la política petrolera en la que queremos discutir con Ecopetrol el tema de las reversiones que para el próximo año se vienen, como la del campo de contrato de asociación de Matachines que es en Purificación–Matachines. También está incluida la reversión del Campo Santa Ana en el Putumayo, operada por Gran Tierra Energy en asocio con Ecopetrol, y el más importante, el Campo Rubiales, que en el 2016 finaliza el contrato y queremos que los 210.000 barriles que se extraen de allí tengan que ser directamente para Ecopetrol y para el país y no se prorrogue el contrato.

Las peticiones

El segundo pilar es el tema de paz, medio ambiente, manejo responsable del agua y derechos humanos. El tercero son los aspectos laborales, porque los trabajadores han perdido el poder adquisitivo. Un estudio arrojó que nuestra empresa está un 20 por ciento por debajo de los salarios de las demás empresas petroleras.

El otro tiene que ver con tercerización laboral, porque hoy Ecopetrol tiene casi 36.000 trabajadores tercerizados, 8.800 trabajadores son los directos con Ecopetrol, de los cuales 2.350 somos convencionales, el resto son trabajadores directivos, lo que quiere decir que ‘hay más caciques que indios’ y muchos empleados no tienen las mismas garantías, salarios ni prestaciones como el trabajador directo.

Ustedes vienen pidiendo participación en la mesa de diálogos. ¿Qué temas van a llevar allá?

Nosotros queremos generar con Ecopetrol un escenario con el Gobierno Nacional, porque queremos que esas conclusiones que salgan de ahí vayan a la mesa de diálogos que tienen en estos momentos con el Ejército de Liberación Nacional y con las Farc, para que saquen el petróleo de la guerra. Nosotros estamos en contra del derrame de petróleo en el Putumayo y otras acciones.

Escrito por  KAROL JIMÉNEZ
http://www.lanacion.com.co/index.php/noticias-regional/neiva/item/239294-uso-evitaria-extraccion-no-convencional-de-petroleo
Google