Cayeron al abismo y se salvaron de milagro

Google
Leonardo Montenegro, con su hija de un año luego de ser rescatados por miembros de la Defensa Civil. Foto : DCC Putumayo
Leonardo Montenegro, con su hija de un año luego de ser rescatados por miembros de la Defensa Civil. Foto : DCC Putumayo

Accidente de transito en la vía Mocoa Pasto.

Por : Germán Arenas Usme

Los tres miembros de la familia Montenegro Castillo, se salvaron de morir en la madrugada de hoy cuando en el camión que se transportaban desde Mocoa hacia Pasto, rodó a un abismo de más de 50 metros de profundidad a la altura del kilometro 79 sector conocido como “Murallas”.

Los tres miembros de la familia viajaban en un camión de carga conducido por el señor Fernando Velásquez, de 46 años de edad, quien indico que el mal estado de la carretera y la lluvia que caía en el sector hizo que el camión rodara por el abismo, por su parte la policía de carretera indico que alparecer el conductor realizo una mala maniobra al orillar mucho el vehículo al borde de la carretera lo que provocó que este rodara al precipicio. “Gracias a la virgen del Carmen, nos salvamos de milagro solo tenemos el susto”, señalo el conductor luego de ser rescatado por los miembros de la Defensa Civil.

Publimayo

Las cuatro victimas fueron rescatadas por los miembros de la Defensa Civil de Colombia, a mando del coordinador operativo Carlos Herrera, quien señalo que las personas fueron trasladadas al hospital pio XII de Colón, donde fueron atendidas de urgencias.

El primer reporte medico entregado por los galenos del centro asistencial quienes atendieron a los heridos es de tranquilidad ya que no revisten heridas graves y que en las próximas horas serán dados de alta.
Los pasajeros fueron identificados como: Estefany Montenegro Castillo de un año de edad, Laura Castillo 24 años de edad, y Leonardo Montenegro de 27 años de edad.

Recordemos que la vía Mocoa-Pasto es una de las carreteras más peligrosas de transitar en Colombia y es conocida como el “Trampolín de la Muerte”, en el tramo Mocoa-San Francisco, por los profundos abismos que la rodean.

Google