Sacha inchi, aceite indígena con valor medicinal

Google

sacha inchiPosee un alto contenido de ácidos grasos polinsaturados y antioxidantes

UN/DICYT

También conocida como “maní del inca”, la semilla nativa sacha inchi posee un alto contenido de ácidos grasos polinsaturados y antioxidantes, con potencial para uso industrial, cosmético y medicinal. Así lo determinó Zully Adriana Hurtado, estudiante de la Maestría en Ciencias Agrarias de la U.N. Sede Palmira, quien evaluó el potencial de productos elaborados a partir de sacha inchi (Plukenetia volubilis).
Para su trabajo de investigación, Hurtado se centró en el análisis composicional y fisicoquímico de la semilla entera propagada en Putumayo.

Aunque en Colombia aún no se han identificado los ecotipos de esta semilla oleaginosa, autóctona de la Amazonia peruana, en el municipio de La Hormiga se cultiva una variedad nativa destinada a la extracción de aceite.

Publimayo

Hurtado realizó el lavado, secado y almacenamiento a 4º C del material colectado. A partir de allí obtuvo 20 kilogramos de insumos sin cascara para la elaboración de los productos; luego procedió a su análisis físico-químico y composicional.

Para el estudio fisicoquímico, la investigadora evaluó variables como el análisis proximal del aceite, la cuantificación cromatográfica de ácidos grasos, la actividad antioxidante, el análisis cromatográfico de aminoácidos en la torta y la digestibilidad in vitro de la misma.

Los resultados permitieron concluir que el aceite presenta un alto contenido de ácidos grasos polinsaturados (83’5%), y que, por su alto contenido de omega 3, se clasifica en el grupo de los ácidos linolénicos, en los que se encuentran los aceites de soya, de germen de trigo y la linaza.

“Se trata de un óleo más saludable en relación con otros, como el de soya, maní o palma, debido a su alto contenido de ácidos grasos esenciales (omega 3, 6 y 9)”, señala Hurtado.

Estos elementos ayudan a reducir el colesterol y a intervenir en la formación del tejido nervioso (mielinización), del ocular y de la estructura de las membranas celulares.

“El perfil de ácidos grasos, en conjunto con las características fisicoquímicas y la viabilidad en la obtención de la materia prima, hacen del aceite una alternativa con un amplio rango de aplicaciones a nivel industrial y alimenticio”, enfatiza la investigadora.

La torta mostró una alta digestibilidad en relación con la almendra molida, con valores in vitro de 88.49 % para la torta de sacha inchi y 93.55 % para la que se somete a calentamiento.

Los datos, según Hurtado, permiten deducir la alta digestibilidad de la proteína contenida en la semilla y reflejan la ausencia de daño durante los procedimientos de extracción y análisis de la muestra.

Los ensayos de actividad antioxidante corroboraron que el aceite es una fuente natural de antioxidantes, lo cual convierte a esta oleaginosa en una especie promisoria para el aislamiento de principios activos y para regular las defensas antioxidantes del cuerpo humano.

En Colombia, el cultivo de la semilla se concentra en los departamentos de Caquetá y Putumayo, donde hay grandes áreas de cultivo de interés comercial.

Sin embargo, el producto no cuenta con referentes bibliográficos sobre las propiedades fisicoquímicas que sustenten su uso; así como tampoco dispone de información composicional que promueva su aprovechamiento industrial.

http://www.dicyt.com/noticias/sacha-inchi-aceite-indigena-con-valor-medicinal

Google