Derrame de crudo en Putumayo afecta a 343 personas de 106 familias

Google
derrame crudo
Foto : Colprensa / ElColombiano

ElColombiano

La Defensoría del Pueblo del Putumayo identificó que son 343 personas de 106 familias las que resultaron directamente afectadas en la región del Valle de Guamez en Putumayo por el vertimiento de 5.600 galones de crudo desde el pasado 1 de julio en esa zona, por una acción violenta de las Farc.

Según el censo realizado en las últimas horas, se trata de 173 integrantes de 41 familias en la vereda Maravelez, donde además hubo derrame sobre la carretera y la quebrada la Canoa que llega a los ríos Guamuez y Putumayo para abastecer a municipios como Puerto Asís y Puerto Leguízamo.

En el sector de Guadalito hay otras 170 personas que integran 65 familias, quienes viven en la ladera del río Cuembí, donde también quedó la mancha de crudo.

Publimayo

La entidad solicitó a la empresa de transporte de crudo Vetra activar y aplicar de manera urgente planes de contingencia, mediante el envío de cuadrillas para la limpieza y descontaminación a esa zona.

El requerimiento fue extendido a la propia Corporación Autónoma Regional del Sur de la Amazonía, como máxima autoridad ambiental en el departamento, para que adopte las medidas tendientes a enmendar el impacto ecológico y social.

En una visita humanitaria encabezada por la Defensoría, se verificaron las graves consecuencias que ha tenido el derramamiento de 23 carrotanques a cuyos conductores la guerrilla de las Farc obligó a abrir las válvulas, generando un grave daño al medio ambiente.

La Defensoría del Pueblo requirió a la empresa Vetra para que suministre agua potable a las familias afectadas, a fin de satisfacer sus necesidades básicas. También se le solicitó a la compañía construir un aljibe y llevar un purificador de agua, para evitar enfermedades por contaminación entre la comunidad.

Al organismo de protección de derechos humanos le preocupa que debido a la falta de agua en la región, los habitantes han tenido que recoger el líquido directamente de los ríos, depositándolo de forma temporal en baldes, a la espera de que el crudo se asiente para separar una parte con destino al consumo en actividades como la preparación de alimentos y el aseo personal.

La comunidad pidió que les suministren tanques de 500 litros y motobombas para solucionar de manera provisional el acceso al agua.

El derrame también trajo como consecuencia que, varios niños (cuyo censo está por determinarse) hayan sufrido náuseas, dolores de cabeza y mareos, debido al fuerte olor generado por el crudo.

En ese sentido, la Defensoría del Pueblo pidió llevar a cabo una brigada de salud para la atención psicosocial y médica de los niños en las instituciones educativas, una de ellas ubicada a tan solo 20 metros de donde se vertió el petróleo.

Además, el puesto de salud de Maravelez, donde se deberían atender pacientes de ocho veredas, tuvo que ser cerrado porque no se puede entrar debido a la mancha negra que hay alrededor.

De acuerdo con la Defensoría, el único promotor médico debe recorrer las veredas para asistir a los pacientes, siendo insuficiente la cobertura en esas condiciones.

http://m.elcolombiano.com/article/273511

Google