Caen responsables del secuestro, violación, torturas y asesinato de cuatro hermanas, en el Putumayo.

BANDAS CRIMINALESLos responsables del secuestro, torturas, violación y asesinato de cuatro mujeres, entre ellas una menor de 13 años, fueron capturados 13 años después del crimen gracias a una paciente labor de investigación adelantada por la Policía Nacional, en Cali y en Santa Marta, al tiempo que continúa la búsqueda de otros implicados.

El director de Investigación Criminal e INTERPOL de la Policía, general Jorge Rodríguez Peralta, explicó que en coordinación con la Fiscalía General de la Nación, se capturó simultáneamente en las ciudades de Cali y Santa Marta a Jorge Luis Altamar Rodríguez, alias “Cobra” o “Flaco”; Alba Gloria Culcha y a su esposo Diego Hernán Guerra Vásquez, alias “cocoliso”, responsables por el homicidio en 2001 de cuatro hermanas, integrantes de la familia Galárraga Meneses, en San Miguel, en el Putumayo.

El general Rodríguez Peralta explicó que “la investigación se remonta a hechos perpetrados por integrantes del Bloque Sur del Putumayo de las AUC, en la denominada – incursión a La Dorada, donde ocurrió el homicidio de 2.500 personas, según datos recolectados por la Unidad Nacional de Fiscalías de Justicia y Paz”.

El oficial señaló que entre “las víctimas de ese grupo criminal se encuentra la familia Galárraga Meneses. El caso en particular ha sido denominado como “La masacre de las hermanas Galárraga Meneses, hechos perpetrados el 1 de enero de 2001, cuando paramilitares del Bloque Sur llegaron a la casa de la familia, ubicada en la inspección de La Dorada, municipio de San Miguel – Putumayo y se llevaron a cuatro hermanas: Jenny Patricia de 19 años; las gemelas Nelsy Milena y Mónica Liliana de 18, y una menor de 13”.

El general Rodríguez Peralta señaló que “con base en actividades investigativas realizadas y en testimonios entregados por ex integrantes del Bloque Sur Putumayo de las Autodefensas, fue ubicado el lugar exacto donde estaban inhumados de manera ilegal los cuerpos de las víctimas; en consecuencia el 13 de febrero de 2010 se adelantó la diligencia de exhumación. La información ante mortem de las víctimas y los restos recuperados fueron remitidos al Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses”.

El director de la DIJIN e INTERPOL de la Policía reveló que “dentro de los resultados de los análisis realizados se determinó que las causas de la muerte corresponden a heridas producidas con arma de fuego, así como traumas generados con elementos corto contundentes, con patrón de descuartizamiento y desmembración; respecto de la violencia sexual, el peritaje estableció que una vez realizado el análisis a la ropa de las víctimas, se infirió que fueron desnudadas y sus prendas desgarradas, acto que se conoce en el Derecho Penal Internacional como desnudez forzada”.

El oficial precisó que “además de las pruebas de tipo técnico-científicas, se recolectó evidencia testimonial que vincula a la señora Alba Gloria Culcha y su esposo Diego Hernán Guerra Vásquez alias ‘cocoliso’, de su participación logrando determinar dentro del proceso que habrían sido los encargados como miembros urbanos del Bloque Sur del Putumayo, de las actividades de inteligencia que permitieron la ubicación de las cuatro mujeres, dando indicaciones precisas del momento en el cual se encontraban reunidas para que de esta manera arribaran otros miembros del ya referido bloque paramilitar y procedieran a sustraerlas de su lugar de habitación con rumbo desconocido”.

Agregó el director de la DIJIN e INTERPOL, general Jorge Rodríguez Peralta, que “los hechos, al parecer, obedecieron a motivos pasionales, ligados a una situación de celos de la señora Alba Gloria Culcha, lo que la habría llevado a dar indicaciones a cabecillas urbanos del Bloque Sur del Putumayo sobre los supuestos nexos afectivos de las hermanas Galárraga Meneses con subversivos, señalándolas de auxiliadoras de la guerrilla”.

http://www.colmundoradio.com.co/index.php/cajon-1/4071-caen-responsables-del-secuestro-violacion-torturas-y-asesinato-de-cuatro-hermanas-en-el-putumayo


Share This Post