Tregua en paro agrario


El ministro del Interior, Aurelio Iragorri Valencia
El ministro del Interior, Aurelio Iragorri Valencia

por La Nación

El ministro del Interior, Aurelio Iragorri Valencia, sostuvo una reunión con los campesinos del sur del Huila, que se mantienen firmes en el paro agrario.

Un primer acuerdo para facilitar el tránsito terrestre entre Suaza y Florencia logró ayer el ministro del Interior, Aurelio Iragorri y dirigentes del paro agrario en Suaza, epicentro de la protesta. “La tregua permitirá el paso provisional de carga y pasajeros en los dos sentidos”, anunció el presidente de la Cámara de Comercio de Florencia, Eduardo Moya. En el centro y sur del Huila persistía la protesta. Autoridades del Huila confían en un pronto acuerdo.

El anuncio fue hecho ayer luego de una reunión sostenida por el ministro del Interior, Aurelio Iragorri Valencia con los campesinos en Suaza.

El jefe de la cartera política del Gobierno indicó que: “Desde el año anterior se ha puesto al frente de la intermediación, para bajarle el tono a la protesta nacional, que han tenido que enfrentar no sólo en el sector campesino y cafetero, sino en todos los sectores que gobiernos anteriores dejaron deteriorar por la falta de inversiones y de cumplimiento a la necesidad de políticas de alivio, en el que aquí se ha quintuplicado la adjudicación de recursos, para las diferentes regiones y especial para el campo colombiano”.

Ante la petición que hicieron los líderes de Acevedo y Suaza de evitar la confrontación por la presencia del Escuadrón Móvil Antidisturbios, que ha sido aeroportado de diferentes zonas del país hacia el centro de operación, que está ubicado en la vereda Las Quemadas, el Ministro del Interior reiteró que deben reflexionar para que haya sensatez de todos y se desbloqueen las vías. “Hay paros como este en buena parte del país, pero la única bloqueada es la salida y entrada al Caquetá por Suaza y al Putumayo por Pitalito, por lo que tenemos que poner un esfuerzo, pues la pérdidas son muy grandes, al menos mientras se mantienen los diálogos en Bogotá”.

Iragorri Valencia dijo además que de lo destinado para superar la emergencia del sector agropecuario y como respuesta a los paros anteriores, se cuenta con 950.000 millones que son los que están negociando, mientras el Congreso también analiza el proyecto para la compra de la cartera, que está avanzada, pero que no es fácil, porque de por medio hay entidades financieras. También expresó que se ha abordado lo que respecta con el tema de insumos, lo que no ha sido fácil para adoptar las medidas que se vienen contemplando, entre las que se tiene la lucha contra el contrabando, que se ha venido aplicando.

Recursos y política agraria

A partir de hoy martes la Federación Nacional de Cafeteros va a expedir todos los listados de lo que han girado por concepto del PIC, ya que el año anterior tuvieron inconvenientes no por parte del Gobierno, sino de la Federación, porque hubo gente que se quedó con los recursos y tan sólo en el Huila son 50.000 millones, lo que no se ha podido aclarar, no porque los cafeteros se hayan quedado con estos recursos, sino porque no les han llegado a ellos, lo que es materia de investigación.

Aclaro el Ministro del Interior que la mayor parte de los puntos que se firmaron en el cierre de los paros anteriores se han venido cumpliendo, e incluso, los 1,1 billones del costo del PIC para este año se destinaron para cubrir más adelante los inconvenientes cuando el precio del café baje de la barrera establecida, lo que se viene trabajando en una política agropecuaria que no se contaba; además hay recursos en donde los municipios tienen que presentar los proyectos para que el giro de los dineros lleguen directamente a las bases campesinas.

La voz de la comunidad

Los alcaldes de los municipios lamentaron la manera como han sido golpeados los campesinos, según lo relató la mandataria de Acevedo, Lucy Paiva Soto. “Estamos sorprendidos señor Ministro de la falta de atención del Estado, más por la manera como han sido atacados nuestros campesinos. A pesar que tenemos que ser parte de la institucionalidad, pero la violencia no es la solución, porque ellos están reclamando lo justo, sin celebrar que Acevedo, Saladoblanco y otras poblaciones están sitiadas por la falta de ingreso de alimentos y combustibles, que se siente ya”.

En el municipio de Guadalupe, Charles Barrera Zúñiga también cuestionó la falta de atención a los campesinos y destacó que las inversiones que ha hecho el Gobierno de nada sirven, porque los detrimentos que provocan los paros todo se pierde. “Es lamentable lo que hemos visto. Los campesinos que son de la zona productiva estaban esperando las soluciones, pero aquí lo que han encontrado es el ataque de la Fuerza Pública, que si bien tenemos que actuar como autoridad, también tenemos que verificar para que no se violenten los derechos de quienes están reclamando, porque ha faltado más presencia”.

El alcalde de Suaza, Orlando Bohórquez, viajó a la ciudad de Bogotá para sumarse a la mesa de conversaciones con el Gobierno Nacional y desde allá envió un zendo mensaje clamando soluciones. “Pues después de ocho días de parálisis total, lo único que esperamos los alcaldes y los huilenses es que la salida sea sensata y conciliada, pues entendemos que se requieren cambios en la política agraria, pero sin maltratar a los campesinos que son fuente de trabajo y de vida y por ello lo que estamos es haciendo esfuerzos para que no hayan derramamientos de sangre, como ya se han visto en esta última semana, que nos han golpeado lo social y lo económico, pues también hay que decir que las pérdidas son incalculables”.

En municipios como Garzón, Altamira, Suaza, Guadalupe, Acevedo y en toda la zona sur las pérdidas no han sido cuantificadas aún, pero son graves y el estancamiento en la movilización de pasajeros desde la Terminal de Transportes de Garzón es total, mientras que el comercio y la industria está también paralizada, preocupación que compartió con las autoridades y las comunidades el Ministro del Interior. En cuanto a los heridos, entre civiles y policías, superan los 50 en los enfrentamientos que se han dado en los ocho días del paro.

Se mantiene la Fuerza Pública

Tanto el Ministro del Interior, como el general Salamanca, encargado de la seguridad en la zona, aclararon que las fuerzas del orden tienen la tarea constitucional de salvaguardar la integridad de todos los colombianos y por ello pernoctan en el sitio. “El Esmad no ataca por atacar, el Esmad no ataca campesinos. Lo que ocurre es que las vías de Colombia no deben estar interrumpidas, no debe haber obstáculos para la movilidad. El derecho debido a la protesta hay que respetarla, pero también se debe respetar el derecho a quienes se movilizan y deben hacerla libremente y eso es lo que hacen; además condenar como se atacó por ejemplo el acueducto de Altamira, que quedó fuera de servicio y estos hechos que son desproporcionados contra la población en general, por ello la autoridad se mantendrá”, dijo el alto funcionario.

Ayer fue incalculable la llegada de miembros del Esmad por vía aérea, que utiliza los helicópteros del Ejército y de la Policía, que no cesaron de llegar con efectivos y unidades especializadas, más lo que hay por tierra que es amplia, “por lo que los campesinos tememos que en cualquier momento haya una ataque que cause un derramamiento de sangre sin precedentes en la historia de la lucha que se ha dado; por eso lo que pedimos es que no hayan excesos de la fuerza, más de lo que hemos tenido que enfrentar esta semana”, dijo Moisés Ortiz.

“Hay paros como este en buena parte del país, pero la única bloqueada es la salida y entrada al Caquetá por Suaza y al Putumayo por Pitalito, por lo que tenemos que poner un esfuerzo en el despeje de las vías, pues las pérdidas son muy grandes, al menos mientras se mantienen los diálogos en Bogotá”

http://www.lanacion.com.co/index.php/noticias-regional/huila/item/234294-tregua-en-paro-agrario