El pecado, el miedo y los derechos humanos

Google

 

Pintura – La diosa del pecado. Slf- 2014
Pintura – La diosa del pecado. Slf- 2014

Por : Silvio López Fajardo

Bajo mi máxima que creo en Dios, voy a tratar de adentrarme al tema del pecado, punto que resulta espinoso y puede desorientarme con facilidad tanto al momento de escribir, como al lector, teniendo en cuenta que los argumentos probatorios pueden ser muchos, como nulos ante los ojos del mismísimo dios. El pecado conlleva acciones humanas las cuales necesariamente necesitan juzgarse por terceros o por dogmas que reconozcan al pecado como una desaprobación de lo moral y que el único que puede corregir es dios, con el estado de fe de cada persona involucre al pecado, haciéndolo cada vez más débil e inútil en sus pensamientos y acciones, y es eso lo que ha construido la iglesia, un pecado que doblega la propia humanidad de las personas.

En este sentido el pecado es la separación del hombre con dios y según algunas religiones de nuestro entorno, se representa con el diablo, demonio o satanás, como ser creador del pecado. Es necesario preguntarse: En qué momento y por qué se originó este Karma de la humanidad? Sería en el momento en que Eva le dio la manzana a Adan. Quien era Adan y quien era Eva, que especie de Manzana era dulce y la verde que es ácida, cual es la mala y en ese lugar si había cosechas de manzanas? o es el argumento popular de que una manzana podrida daña a todas las de la canasta o la manzana era una papa. Cual fue la estrategia de que el pecado tuviera vigencia hasta nuestros días, ya con un periodo añejo de XIII siglos de poder. Entonces si el derecho a la guerra, amparado en el Derecho internacional Humanitario que refleja con sevicia que hay derecho a matar, entonces los que aprobaron estos derechos arderán en el infierno por toda su eternidad, ya que en uno de los mandamientos dice: ¡NO MATARAS!, que argumentará la santa madre iglesia de estos peregrinos pecadores promueven la guerra y sus formas buenas de matar. En este caso estamos en deuda con el régimen católico.

Publimayo

Mientras que en América en sus diferentes tribus y razas atendieron a un Dios supremo, al cual acudían para enfrentar sus miedos, fenómeno que se adoptó en una forma de defensa personal el cual fue acogido por un grupo de personas y es por esto que se originaron las leyendas a partir de los miedos vencidos por guerreros y cada guerrero que se enfrentaba a lo que podía generarle daño como persona o al grupo y emergía desde los más profundo de su ser el instinto de defensa que posee la naturaleza, desde las plantas y los animales, por ejemplo se observa como las gallinas defienden a su camada de cualquier peligro, no importa del tamaño de su cazador, enfrentando de manera directa la agresión,entregando hasta su propia vida, se enfrentan a zorros, raposas, serpientes, tigres, perros y hasta los hombres, de seguro a muchos nos ha ocurrido tal situación donde la gallina emplumada nos persigue alejándonos de sus polluelos.

Es ese instinto que la humanidad instituyo socialmente y se entregó a las garras de la adoración por superar los miedos unos más que otros y a estos se le delego ciertas responsabilidades como la defensa de su familia, de su pueblo, de mantener las provisiones de alimentos. Finalmente en ciertos casos donde el hombre no pudo ganar su batalla, este instituyo en la razón del hombre en lo sagrado, tal vez acompañado de fenómenos naturales que para aquella época incomprensibles y causaban los miedos más profundos como la lluvia de meteoritos y el paso de un cometa o el mismo eclipse lunar o solar, en tanto que fueron situaciones que lograron doblegar en la humanidad sensaciones de terror, es el caso de las mismas siete plagas del antiguo testamento, que hasta el más poderoso tuvo que doblegarse a un dios desconocido, que emergía en una esperanza para el perdón de los pecados y de la vida eterna.

Desde luego ese terror de manera inmediata debía ser atendido y ahí estaban los guerreros ancianos llenos de sabiduría, eran los llamados a defender el clan y estos en su poder comenzaron a generar ciertas reglas que se manifestaron en los espiritual y desde luego seres más poderosos que los mismos guerreros ocuparon un lugar superior dentro del mismo grupo, en pocas palabras los primeros dioses se ganaron el respeto de todos, de seguro por situaciones en las que se veía involucrado la muerte del líder del grupo o varios guerreros, caso particular la del tigre en la región Amazónica que logro su estatus de Poder, de seguro por lograr doblegar a una tribu que finalmente le rendía sus ofrendas y oraciones y hasta el momento en ciertas culturas amazónicas el tigre ocupa un lugar importante en su espiritualidad, especialmente como ser protector, a quien estas tribus delegaron posiciones privilegiadas de defensa de todo fenómeno sobrenatural, que causaban miedo. Entonces en estas tribus se identificó que ciertas actividades como malas o inmorales a la luz del ser protector, las cuales deberían ser castigadas a un con el sacrificio de personas que deberían pagar con su propia vida especialmente se sacrificaban mujeres y niños, en tanto que pensaban que los hombres eran para la caza o la guerra o políticamente al no ocupar el lugar de sacrificio era un fenómeno de debilidad de los guerreros que se perpetuo en las diferentes sociedades.

Se observa en este sentido que el desconocimiento es una fuente principal para legitimar el pecado, fenómeno que se generó desde los antepasados, hasta nuestros días, especialmente cuando a toda persona irracionalmente desde temprana edad se lo involucra a pertenecer a cierta religión la cual encaja habilidosamente en las personas ciertos mitos religiosos que generan un miedo y pánico a un colectivo. En este cuadro se observa que existe una clara violación a los Derechos Humanos, especialmente en la libertad de culto, en su mayoría estos no se conocen por la sociedad colombiana y en otro aspecto se desaprueba el dios de los unos y se aprueba el demonio de los otros. De hecho,se debería conocer las diferentes religiones del país para determinar a cual queremos pertenecer, formación que debería realizarse en las escuelas, teniendo en cuenta que la persona posee los argumentos suficientes para poder decidir qué es lo que quiere o libremente puede manifestar que no cree en nada o que los demonios pueden ser su dios en el cual tiene toda su esperanza espiritual.

De esta manera el pecado pertenece al régimen occidental y se enmascaro en la religión católica con las cruzadas del papa Inocencio VIII, quien posiblemente fue quien descubrió América y vino a las espaldas de Colon, que presumiblemente era hijo de Inocencio. Este papa también fue promotor de la inquisición en 1487 quien además dirigió los ataques contra las mujeres considerabas brujas culpables de la tentación de satanás. En consecuenciaal descubrir América se posibilito a que se iniciara el capitalismo en España y en aquel entonces se mostró de gran interés para la Reina Isabel I y aun es la columna económica para la actual España y es entonces que nace el pecado con la evangelización de los indios salvajes de las américas, quien conocían otros dioses, los de la naturaleza, el sol, la luna o los animales que poseían una fuerza superior a quienes se les permitía matar.

En fin en estas tierras no existía el pecado, lo que había era un eterno agradecimiento por la vida, por sus cosechas y desde luego levantaron grandes construcciones para adorar a su dioses que de seguro tuvieron acercamientos con seres de otros mundos desconocidos, quienes les enseñaron a vivir la vida de acuerdo a la magia de la naturaleza, en donde se encuentra enraizada toda la sabiduría de la humanidad del cual el hombre cada vez nos hemos alejado con mayor frecuencia y hemos atacado sin desdén a la madre tierra, es el pecado al cual la humanidad debe enfrentar especialmente aniquilando los frutos para las próximas generaciones. Serán esos los frutos prohibidos de los cuales nos habla la biblia, frutos que pueden generar las guerras por el petróleo, el oro, diamantes o el caucho en el Putumayo o la misma coca, su abundancia y generosidad de la madre tierra y el egoísmo humano se concentra en desenvainar todos sus antivalores y constreñir hasta su propia existencia humana, violando todo fundamento de la Declaración de los Derechos Humanos Internacionales, acciones que se legitiman con el cumplimiento de la ley y por ejemplo se tiene licencias ambientales para matar inocentes animales como lo hizo el padre de la ciencia en Colombiana el Dr. Manuel Elkin Patarroyo, quien con argumentos buscó o busca defender sus teorías y finalmente en su poder paquidérmico no se produce ninguna responsabilidad seria, especialmente no se observa un pronunciamiento público que personalmente admita su culpa o pecado, para que la ética haga su retorno a la construcciones de valores sociales y culturales de un país en guerra.

Es en este sentido es posible que el pecado en la edad media haya sido una estrategia militar para imponer reglas y condicionar la vida a la merced del poder de la monarquía católica. Cosa que aún se vive de manera bárbara frente a los conocimientos que en la actualidad la ciencia ha logrado acumular, pero a pesar de esa fortaleza, el dolor humano concentra miedos insospechados que en cualquier cultura o religión se busca la esperanza de la vida eterna y por ser algo misterioso queda como fin último seguir buscando a un las espinas más raras que se enfilan para apuñalar el corazón de la débil humanidad que cae continuamente en discursos ajenos a la naturaleza del capital o el poder que se ha levantado en contra de su mismos progenitores de sabios y de leyes que ocultan la desgracia del interés particular. Es posible que seamos producto del pecado de un amor clandestino o de una vil violación de un genocidio que deambula de pueblo en pueblo, donde las víctimas, se re victimizan porque consideran que su vida estuvo en manos de satanás y que no vivirán para conocer la gloria de su dios, es aquí donde estas personas diariamente en sus pensamientos prefieren realizarse el harakiri antes deberle a dios o a los señalamientos de la sociedad que buscan pecados en cada esquina de las mal olientes calles de una ciudad abandonada por dios y por satanás.

Es necesario que nos enfrentamos en la vida a miles de situaciones, especialmente a las normas y violarlas sería un pecado para los padres de la madre iglesia y la sociedad indiscreta, es fácil definir muchos pecados dentro de la familia, nuestros pensamientos, en la calle, en el trabajo, en lo militar, en el engendro filosófico de la igualdad, en los derechos Humanos, en la misma guerrilla o los pecados salvajes de los paramilitares, el pecado en los alimentos, el pecado en la propiedad, en fin el pecado está pegado a nuestras vidas y no hay esperanza de que se salve ni el papa, por lo tanto el cuarto de vida sólo hay que vivirlo a la gracias del amado pecado que hace parte de nuestra cultura milenaria y que siempre nos permite buscar a Dios a un para el ser más incrédulo del universo.

Finalmente “Vivir sin pecar, es cómo vivir sin haber amado”

Google