MiPutumayo.com.co

Madres Beneficiarias de familias en acción ya no soportan las largas filas que tienen que hacer frente a la entidad Bancaria.

Síguenos / Me Gusta :

Por : Tito Alava Narváez

En el municipio de Leguízamo funcionan dos entidades bancarias, una de ellas es la encargada del pago de los subsidios que entrega el programa presidencial «Familias en Acción».

Estas señoras permanecen, algunas apostadas desde las 5 de la madrugada, y desde las 10 de la mañana en la puerta de la sucursal del Banco Agrario, cogiendo un turno para reclamar elsubsidio que entrega el Gobierno a las denominadas Familias en Acción.

Son tres o cuatro horas aquí plantadas, cada vez que hay pago, cuenta resignada, una de las madres beneficiarias, ademásafirman que el cobro de este subsidiose ha convertido en un verdadero calvarioya que deben soportar largas colas en medio del calor y la incomodidad.

Publimayo

Aseguraron además, que este inconveniente se agudiza por la falta de espacio y el poco respaldo que hay por parte de los funcionarios del Banco, de permitirles esperar el turno dentro de las instalaciones.

A su vez las beneficiarias aclararon que estos recursos para la mayoría de estas familias, son la única fuente de ingresos que les sirve para suplir las mínimas necesidades escolares de sus hijos..

El problema es que solo habilitan un cajero y una ventanilla, para los cobros y por eso hay tanta demora”, expresaron las beneficiarias.

Por su parte la Coordinadora Municipal, Nora Ortiz señaló que en el municipio de Leguízamo son dos mil once familias beneficiarias del programa, y algunas hacen su cobro con tarjeta débito y otras por ventanilla.

El problema es que el banco agrario, al no habilitar otra ventanilla, tiene que alternar el pago con la población que hacen  transacciones en el día, por esto atienden veinticinco beneficiarias en la mañana y veinticinco en la tarde.

Google
Síguenos / Me Gusta :
Salir de la versión móvil