Candidatos para el posconflicto


Iván Cepeda, Clara Rojas, el profesor Moncayo, Sigifredo López, Guillermo Rivera, Carmen Palencia y Freddy Padilla, entre otros, quieren defender la voz de las víctimas desde el Capitolio.

La marcha de las víctimas en favor de la restitución de tierras que se realizó en Urabá en 2012. / El Colombiano
La marcha de las víctimas en favor de la restitución de tierras que se realizó en Urabá en 2012. / El Colombiano

Por: ElEspectador / Redacción Política

Uno de los proyectos más ambiciosos del gobierno Santos es la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras. En esta norma se incluyó el concepto de conflicto armado interno que el expresidente Uribe había desterrado del ordenamiento jurídico y político. De alguna manera fue la cuota inicial del proceso de paz con las Farc. La ley se promulgó con bombos y platillos. El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, asistió al evento y bendijo el rumbo que el presidente Santos trazó.

Han pasado cerca de tres años desde que se promulgó la norma y existen diversas percepciones sobre el alcance de la misma. El Gobierno la incluye dentro de sus éxitos y la oposición la ve como una deuda. En lo que no hay discusión es que la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras ha tenido un papel protagónico en la campaña al Congreso, más cuando se mira a través del prisma del proceso de paz.

Existe una significativa baraja de candidatos a Cámara y Senado que de una manera u otra tienen relación con la realidad de las víctimas del conflicto armado. El Partido Liberal es la colectividad que más ha buscado réditos políticos con esta ley, no sólo por ser autor de la iniciativa, sino porque en sus filas ha integrado a un grupo de políticos que se identifican con el tema.

El listado lo encabeza el representante Guillermo Rivera, autor y ponente de la iniciativa, que hoy busca una curul en el Senado por el liberalismo. Lo siguen, inscritos por esta misma colectividad, un grupo de exsecuestrados de las Farc, entre quienes figuran la representante Consuelo González de Perdomo, que aspira a reelegirse; la expresidenta de País Libre, Clara Rojas, quien también fue plagiada por la guerrilla y busca una curul en la Cámara por Bogotá; el exdiputado Sigifredo López, también exsecuestrado por las Farc y quiere llegar al Senado.

Por el Partido Liberal también se inscribieron la líder de reclamantes de tierra, Carmen Palencia, quien busca un asiento en la Cámara por Antioquia; el hijo de Piedad Córdoba, Juan Luis Castro, quien pasó largos años en el exilio debido a las amenazas contra su madre y hoy quiere ocupar el lugar que el procurador Alejandro Ordóñez le quitó a ésta en el Senado. Y cierra la lista por el Partido Liberal Andrés Cristo, hijo del asesinado dirigente liberal Jorge Cristo y hermano de Juan Fernando Cristo, autor y ponente de la Ley de Víctimas.

En las toldas del Polo Democrático también figuran algunos candidatos que han tenido relación directa con el conflicto armado y su largo listado de dolores. Es el caso del representante Iván Cepeda, hijo del asesinado dirigente de la Unión Patriótica Manuel Cepeda y uno de los más reconocidos defensores de derechos humanos en Colombia, quien aspira a pasar al Senado. Cepeda tiene como fórmula en la Cámara por Bogotá al abogado de derechos humanos y exdirector del Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo, Alirio Uribe. El Polo también sorprendió con la inscripción del profesor Gustavo Moncayo, padre del cabo Pablo Emilio Moncayo, secuestrado por las Farc durante 12 años.

La Alianza Verde, asimismo, tiene candidatos que, si bien no son reconocidos directamente como víctimas, sí han tenido un importante papel en el trabajo con esta población. Es el caso de Ángela María Robledo, que encabeza la lista a Cámara por Bogotá y quien como copresidenta de la Comisión de Paz ha realizado un notable trabajo con las víctimas del conflicto armado, especialmente desde la perspectiva de las mujeres en la guerra y las violaciones en el marco del conflicto armado. También aparece en la lista de la Alianza Verde Carlos Lozano, quien lleva años vinculado a labores humanitarias.

De la misma manera, el Partido de la U tiene en su lista al Senado al general (r) Freddy Padilla, quien fue comandante de las Fuerzas Armadas y conoce las dinámicas del conflicto lo suficiente para contribuir a darles una solución negociada. También busca un asiento en el Congreso por la U Juan Pablo Salazar, un joven que ha trabajado con personas con discapacidad y ha impulsado campañas como el “Arremángate”, en solidaridad con las víctimas de minas antipersonas. El Partido Conservador también incluyó en su baraja al senador Hernán Andrade, ponente de la Ley de Víctimas.

Esta larga lista de nombres podrá constituir lo que se ha denominado como la bancada del posconflicto y sin duda serán los encargados de ajustar la Ley de Víctimas y ayudar a que los acuerdos de paz entre las Farc y el Gobierno garanticen el respeto por los derechos de los millones de colombianos que han sufrido las heridas de esta guerra de más de medio siglo.

http://www.elespectador.com/noticias/politica/candidatos-el-posconflicto-articulo-478971


Share This Post