San Miguel, marginado de ser unidad de desarrollo fronterizo


La frontera  marginada  del desarrollo. Foto La Dorada Putumayo
La frontera marginada del desarrollo. Foto La Dorada Putumayo

Por. Claudio G Gomajoa.

Poco interés  se demostró en el foro efectuado en La Dorada, Putumayo

el pasado viernes  Migración, Aduana, y transporte  por el paso  de frontera  Internacional  de San Miguel, invitación por parte de la cámara de comercio del Putumayo, la Gobernación Putumayo solidario y competitivo.

Bien por esta clase de eventos que se realicen, donde se vive la problemática del poco conocimiento que se tiene  del tema, donde hace mucha falta orientar, capacitar,  más que todo a funcionarios de la misma administración, para que continúen un trabajo que se ha escuchado desde hace varios años, pero que en realidad  no se ha visto ningún  progreso relevante.

Se pudo constatar  que el ex diputado Rodrigo Armando Gonzales y Aldemar del Cristo Martínez  conocen del tema, uno por el conocimiento que tiene  relación a estos puntos que son de mucha importancia, donde se dio a conocer el San Miguel está Marginado  de algunos beneficios fronterizos.

Como todos los foros vienen funcionarios del estado sin poder de decisión para solicitudes de la comunidad, son foros cerrados en la parte técnica una proporcionalidad  de participación de la comunidad, la mayoría de los habitantes de frontera ya han comenzado a estudiar, ya están empapados con relación a estos temas, aquí se requiere acciones concretas en cuanto a los temas relacionados

Rodrigo Armando Gonzales  ex diputado del Departamento del Putumayo
Rodrigo Armando Gonzales ex diputado del Departamento del Putumayo

Cuando fue diputado dejo una ley departamental una ordenanza 434 la cual se convirtió letra muerta fue en base a la ley 191  del 95 LEY DE FRONTERAS. La cual faculta el Gobernador, para que haga convenios de integración con su homologo  del país vecino, en este caso con Sucumbíos y  se hubiera podido hacer una cantidad de   convenios de cooperación, en educación, salud, en el sector agropecuario, transporte, pero jamás han tomado esta norma para implementarla.

Entonces como nadie demuestra interés la misma comunidad  se empoderen  del proceso de desarrollo de frontera.

La terminación  de la marginal de la selva, que hace mucho tiempo se debio  haber terminado.

En políticas fronterizas, se hizo una pregunta al funcionario de relaciones exteriores, el por qué  no se ha nombrado   al Municipio de San Miguel no se ha nombrado como UNIDAD DE DESARROLLO FRONTERIZO, existe un decreto desde el año 2.001 por que no se ha nombrado a San Miguel  como  ZONA ECONÓMICA  ESPECIAL, otros municipios  más aislados   de la frontera  ya están elegidos  como unidades especiales.

A estos dos temas no se le ha trabajado  ni la Gobernación ni la Alcaldía Municipal, de allí que es importante que la misma comunidad haga el trabajo en compañía  de las personas que tiene conocimiento y la preparación para   adelantar un trabajo.

Aldemar del Cristo Martínez
Aldemar del Cristo Martínez

Desde  1992 inicio un trabajo  hablando de frontera, pero lo importante de estos foros es que la comunidad participe, en estos eventos, solo  se dio participación mediante un formato de pregunta que la gente formulaba, mas no se hizo un trabajo progresivo, donde pudieran debatir ideas, el foro realizado fue más bien de información, lo que se requiere en la frontera es eventos donde la comunidad pueda construir con el gobierno nacional, departamental y municipal, donde la comunidad pueda generar el desarrollo que se quiere construir, no solo a San Miguel sino también a los de mas  municipios fronterizos.

Quienes asistieron con el ánimo de informarse quedaron conformes, pero los que asistieron con el deseo de escuchar respuestas positivas,  que colmen las expectativas, salieron inconformes, la administración municipal no aprovecho  el espacio para formular ningún proyecto, que beneficie a San Miguel, más bien la gente  particular que nada tiene que ver con la administración municipal  presento por escrito, tal como lo hizo Aldemar del Cristo Martínez.


Share This Post