Le sacan tres frutos a la selva

Google
El camu camu es recogido en zonas inundables del río Putumayo. FOTO INSTITUTO SINCHI
El camu camu es recogido en zonas inundables del río Putumayo. FOTO INSTITUTO SINCHI

La Amazonia la integran 483.164 kilómetros cuadrados de seis departamentos más cuatro de manera parcial. Una región con mucho potencial.

Cuando es época de cosecha, Luz Marina Manrique y el grupo de 40 recolectoras se embarca por las aguas del Putumayo hasta el lago a tres horas de camino donde los árboles de camu camu sobresalen en medio de los terrenos anegados.

La misión de esta habitante de Puerto Nuevo, vereda de unos 180 pobladores de distintas etnias cerca a Tarapacá, corregimiento del Amazonas, es recoger lo que más puedan de esta fruta que parece, dice, una uva.

La primera cosecha a comienzos de año fue de 8.000 kilos para obtener 4 toneladas enviadas a restaurantes en Bogotá.

Publimayo

Es una de las tres cadenas de valor que comienzan a funcionar con la asesoría del Instituto Amazónico de Investigaciones Científicas Sinchi, dice su directora Luz Marina Mantilla. Las otras son asaí y copoazú.

Para la próxima hay una solicitud de 8 toneladas, lo que significa recolectar 16, que dependerá del comportamiento del río. En el pechigón, indica Manrique, recogen el fruto en las 20 hectáreas autorizadas por Corpoamazonia. Si la inundación es buena, la cosecha será mejor.

El camu camu, explica María Soledad Hernández, directora del programa, es un árbol de la familia de la guayaba que crece silvestre. Se usa en las industrias alimentaria, nutracéutica y cosmética. El fruto cosechado va a la planta en Tarapacá, a cargo de la Asociación de Mujeres. «Llevamos dos años en el proceso», dice Trinidad Polanía, una de las líderes. Son 27 mujeres. El resultado es un deshidratado.

Esta actividad es parte de un programa entre Biocam y el Sinchi. «Es una transformación intermedia, no involucra la transformación de compuestos», explica María Soledad.

La idea es el manejo sostenible de la Amazonia, región golpeada por la deforestación. El 46 por ciento de la tala anual colombiana de 148.000 hectáreas se concentra en este pulmón, de acuerdo con el Ideam.

Hace años, dice la Directora del Sinchi, se trabaja en identificar especies útiles en 13 líneas. Estas son las tres primeras en la cadena, pero hay otras en Caquetá y Guaviare, y en Vaupés.

El camu camu es el primero pero el asaí está en camino.

Braulio Matatí es presidente de la Junta de Acción Comunal de El Pedrero. «Ya se hizo el plan de manejo y esperamos el permiso».

Será parte del grupo de 15 recolectores que surtirá la cadena. «Comenzaremos el otro año». El asaí es una palma. «Se aprovechan las pepas. Un racimo de frutos pesar como 20 kilos».

Es un antioxidante, dice María Soledad. Las pepas se ablandan en agua caliente y machacándolas para extraer la pulpa.

El potencial existe, expresa Hernando Luque, comercializador que espera que a mediados de 2014 le puedan entregar el producto. Matatí cree que podrían sacar 4 toneladas. El destino sería el mercado de Estados Unidos donde tiene amplia demanda en la cosmética.

Del copoazú, cuenta Mantilla, hay posibilidades en el mercado local. Y en esa cadena también se trabaja.

Tres caminos hacia la sostenibilidad amazónica porque de grano en grano….

Por RAMIRO VELÁSQUEZ GÓMEZ

http://www.elcolombiano.com/BancoConocimiento/L/le_sacan_tres_frutos_a_la_selva/le_sacan_tres_frutos_a_la_selva.asp

Google

Los comentarios están cerrados.