Colón, un municipio que progresa

Google
Apartes del libro PAGINAS SUELTAS DE UN MAESTRO
de GERARDO FRANCO SANCHEZ NARVAEZ.
Gerardo Franco Sánchez Narváez
Gerardo Franco Sánchez Narváez

El Municipio de Colón está ubicado en el pintorezco Valle de Sibundoy, convirtiéndose en los actuales momentos en un Municipio de grandes perspectivas.

Su capital es una población que dejó atrás las construcciones antiguas dispersas en una sola calle para dar cabida a edificios y barrios habitacionales distribuidos ordenadamente con calles y carreras, dando albergue a gran parte de familias del lugar y a otras llegadas del medio y bajo Putumayo y del Departamento de Nariño.

Sus gentes, mestizos e indígenas, conservan su cultura y por ende sus tradiciones.

Unos se levantan y acompañados por el trinar de las aves y los arreboles del alba marchan alegres con el azadón en el hombro para hacer brotar de las entrañas de la tierra los mejores productos que vendidos en los mercados impulsan la economía y por ende ayudan a mejorar la calidad de vida.

Publimayo

Otros favorecidos por el clima, aquel clima que habla el sabio Caldas en su obra » Influencia del clima sobre los seres organizados «, se dedican a la lectura y análisis de textos que les permiten conceptuar sobre el cosmos y elaborar su propio conocimiento, aspirando engrosar el número de profesionales que si no viven en Colón son orgullo de su tierra en otras regiones.

Las mujeres ya como amas de casa, ya como oficinistas, o desde cualquier campo en que se encuentran, con la dulzura en la mirada y con el candor de los palomares en el alma respaldan el progreso de su pueblo.

Todos poseen las mismas características, en la mente nuestro Dios y la Patria en el corazón. De allí la afirmación que el Colonense limpia el cuerpo en las aguas termales medicinales y el alma la dignifica en el templo de los abuelos.

Las juventudes de Colón ante la violencia que azota al país piden al cielo que vuelva la paz y aconsejan que para ello lo primero que se debe hacer es lograr la paz interior. Tomando el libro » Desde el exilio » de Dangond Uribe citan un episodio narrado por el Doctor Alvaro Gómez Hurtado ( Q. d. D. g. ) en el sentido que viajando con su familia con el carácter de exiliado desde Bogotá al exterior, le parecía que el avión subía y subía y Colombia bajaba y bajaba y agregan que es conveniente desarrollar acciones para que Colombia no continúe bajando y bajando y no se precipite en el abismo de la barbarie.

A un lado de la vía que conduce a los baños termales todavía se encuentran en pié las paredes de tierra pisada, soportando un techo compuesto por maderos horizontales y transversales y tejas de barro de lo que fue una de las primeras escuelas del sector urbano de Colón.

Semejante a la vieja escuela de doña Inés, ya no existe el camino viejo por donde transitaba la alegre muchachada, ni las palomas, ni las clavellinas, ni los girasoles que adornaban el entorno. Si han perdurado los recuerdos que se transmiten de generación en generación.

Es inolvidable como se aprendió a leer. El niño después de despedirse de la mamá a quien quería mucho, ya en la escuela balbuceaba las palabras » mi mamá me ama «, para luego leerlas en el tablero y posteriormente escribirlas en la pizarra antes de ojear las páginas del libro Alegría de leer.

Así mismo al formar hileras por la mañana y por la tarde porque la jornada era ordinaria, con el fin de fomentar el amor patrio se recitaba: » Patria, te adoro en mi silencio mudo……» o se entonaban cánticos: » Salud adorada bandera que un día cruzaste los campos, allá en Boyacá «.

Y se recibía orientación en Religión en el sentido que existe un solo Dios verdadero, un Redentor Jesucristo enviado de Dios siendo el mismo Dios y una Virgen María madre del Redentor, que se fortalecía con la lectura y memorización del Catecismo del Padre Astete. Pero esta orientación tenía que convertirse en práctica en lo que hoy podemos determinar como los valores humanos y ciudadanos. El niño debía respetar a los padres en el hogar y a las personas mayores en otros lugares, dando la acera sin causar dificultades, ayudando a los ancianos en la calle y por lo general saludando en voz alta a las personas conocidas. En los minutos de recreo se organizaban juegos, que si bien en algunas ocasiones causaban fricciones inmediatamente aparecía la excusa en presencia de los compañeros.

Para conocer el avance académico a mitad de año y al final se llevaban a cabo las tan nombradas sabatinas, que consistía en reuniones de autoridades municipales, padres de familia, estudiantes y profesores. Se determinaba el área del conocimiento por ejemplo Sociales, el profesor formulaba un sinnúmero de preguntas sobre la materia y de acuerdo como respondían las preguntas el jurado calificaba con 5A o 5 o 4 que era igual a regular.

Corridos los años esta escuela se trasladó a una edificación confortable. Allí se aplican las nuevas pedagogías de Piaget y Vigosky con énfasis en el constructivismo dialéctico. Los mismos niños construyen su conocimiento con base en información recolectada por ellos y la suministrada por los profesores a través de sus clases preparadas con la debida responsabilidad.

Google