El derecho a dormir, un derecho fundamental

Google

image002

Hoy Miércoles 24 de julio de 2013, se observa el común caso de ruido e invasión del espacio público en el centro de Mocoa y estamos de acuerdo que la personas tenemos derecho al trabajo y eso lo apoyamos. Pero no es justo que personas que venden en las casetas de comidas rápidas y algunos ciudadanos de Mocoa pongan música, y generen desorden público toda la noche hasta las seis y cuarto de la mañana agrediendo la tranquilidad y el derecho fundamental a descansar de los residentes de este sector, asi mismo de turistas, ya que en esa zona existen dos hoteles.

image003Después de muchas llamadas de clemencia a la Policía, sólo hasta esa hora de la mañana hizo presencia la autoridad policial con 3 motos, una patrulla y aproximadamente 10 policías, no es justo que el gasto presupuestal del pueblo no tenga un uso adecuado por la presencia de una escuadra de policía, tan sólo por un borracho y se logre la salida provistamente a los vendedores de comidas. Que además estas personas frente a la policía se marcharon conduciendo en estado de alicoramiento siendo un individuo potencialmente homicida, que fácilmente puede causar un accidente o muerte teniendo en cuenta que a esta hora la comunidad estudiantil inicia sus clases.

Es de conocimiento de las autoridades competentes como del personero, la alcaldía de Mocoa, Concejo Municipal, la Procuraduría y más la policía del debate callejero en la cual estamos inmersos los residentes de la cuadra de la calle 9 o de INESUP, ahora mal llamada calle del colesterol. En estos alegatos callejeros hemos sido asaltados con vituperios e insultos y amenazas por algunos dueños y clientes de las casetas de comidas.

Publimayo

No es justo que los ciudadanos de bien que estamos queriendo descansar finalmente seamos los que nos vemos enfrentados con la policía exigiendo nuestros derechos vulnerados y ellos tienen la razón cuando aducen que la administración municipal le ha otorgado a los vendedores de comidas un permiso ilegal que les permite invadir la vía pública, causando en ocasiones conflictos y accidentes de tránsito. Estas acciones por muchos años se presentan de forma repetitiva sin que pase absolutamente nada, vulgarmente y con respeto de los lectores podríamos decir que es una madera de gallo. Sinceramente estamos mamados.

En nuestra bella Mocoa se ve un desorden en las calles teniendo en cuenta que los vendedores ambulantes se han adueñado del espacio público que es un bien común y debe usarse de manera adecuada. En ocasiones personas con discapacidad (invidentes y ancianos) no pueden transitar libremente por los andenes, ya que están taponados por ventas ambulantes desorganizadas, a quien les pedimos respetuosamente por el bien de su trabajo y de la ciudad organizase para que puedan continuar adecuadamente sus labores.

Señores y señoras lectores, hemos tenido que usar este medio de denuncia pública a razón que no hemos sido escuchados por más de 12 años por las autoridades locales, por lo cual solicitamos justamente que los vendedores de la calle 9, mal llamada calle del colesterol antes calle del Oeste, sean reubicados en un lugar adecuado donde puedan realizar su labor apropiadamente.

Amig@ si Usted considera que nuestra solicitud es justa, lo invitamos a que por medio de la red de internautas haga llegar nuestra petición a las autoridades responsables, para que puedan tomar cartas eficaces en el asunto y así podamos ser escuchados finalmente y todos felices comiendo perdices.

Quejosos : 
Campo Elías Rosas
Silvio López Fajardo
 
Google

Los comentarios están cerrados.