‘Ojalá se elija un Congreso sin tejas, ni cemento’

Síguenos / Me Gusta :
130720 hrgr
Su carrera al Senado de la República ya comenzó. El representante del Putumayo, Guillermo Rivera se encuentra cumpliendo una apretada agenda por varios departamentos, entre ellos el Huila donde por dos días recorrió algunos municipios como Rivera y Pitalito.

El congresista liberal sostiene que el perfil de los próximos senadores y representantes tiene que ser diferente y acorde a la realidad que vive el país, pues es claro que los colombianos no quieren más dirigentes que no los representen con seriedad en el Congreso.

En diálogo con LA NACIÓN, Rivera sostuvo que hay escepticismo frente a los congresistas ante lo cual dijo, los colombianos tendrán la responsabilidad de elegir los mejores congresistas cuya labor será histórica en la etapa posconflicto que se avecina, tras la firma de la paz.

¿Dónde está concentrando su trabajo de campaña al Senado?
Vengo recorriendo el país, básicamente vamos a trabajar en mi departamento, Putumayo, Bogotá donde tenemos un equipo para la Cámara y el apoyo de una concejal, lo mismo que en Caquetá, Nariño, Antioquia Cesar y por supuesto en Huila.

Publimayo

¿Qué diagnóstico le hace a la realidad con la que se está encontrando en su campaña?
En cada uno de los departamentos me he encontrado con un gran escepticismo de la gente frente a su clase parlamentaria de sus respectivos departamentos. Pululan las quejas y las expresiones como que han brillado por su ausencia en los grandes debates, temas que convocan palpitante interés y por eso la gente vive de manera positiva que alguien diferente a su departamento recorra estos municipios para buscar el favor popular. Por otro lado hay esperanza en los diálogos de La Habana, pero también incertidumbre por el nivel de conflictividad que se está presentando en las protestas en Catatumbo, las de los cafeteros, los cacaoteros y camioneros.

¿Esta campaña al Congreso qué tiene que tener de diferente frente a lo que está pasando en el país?
Creo que este país va a lograr un acuerdo para ponerle fin al conflicto y al próximo Congreso le corresponde construir la legislación y la institucionalidad para la Colombia del posconflicto. Por lo tanto el próximo Congreso de la República será histórico y por eso los colombianos deberían tener eso presente, participar masivamente en las elecciones pero también tomar la decisión en favor de buenos candidatos. Este país no se puede dar el lujo de que el propio Congreso de la República sea una de las instituciones con menor credibilidad y con mayor desconfianza para los ciudadanos. El próximo Congreso debería estar precedido de una gran legitimidad y una gran confianza pero eso depende de que los ciudadanos el 9 de marzo elijan gente buena, que haya demostrado que hace bien la tarea en el Congreso o gente que estando por fuera, ha demostrado que tiene compromiso con el desarrollo de Colombia y tiene sobrados méritos para llegar al Congreso.

¿Pero sí prevé usted una renovación en el Congreso, máxime cuando acaba de hundirse un intento de revocatoria al Congreso?

Creo que la mejor revocatoria que pueden hacer los colombianos es eligiendo un buen Congreso, gente buena, examinando lo que hemos hecho quienes estamos ahí, y examinando la vida pública de quienes aspiran llegar por primera vez. Ojalá los colombianos pudieran tener la conciencia ciudadana de saber que el Congreso es una institución que cumple un rol muy importante en la democracia y por eso es igualmente importante elegir gente proba. Yo donde llego le digo a la gente que averigue qué he venido haciendo yo en el Congreso, no solo lo que yo les pueda decir. Que lo hagan a través de los buscadores internet, la página de Congreso Visible que nos hace un seguimiento detallado de nuestro trabajo legislativo, y sobre esa base tomen decisiones conscientes y soberanas. Que no voten por una teja de zinc o un bulto de cemento.

¿Cuáles son sus banderas como candidato al Senado?
Primero, seguir defendiendo la causa de las víctimas, soy de los que cree que la sociedad colombiana necesita reconciliarse y el primer paso para ello es reconocer, redignificar y reparar a las víctimas. Ese trabajo que más me ha caracterizado en el Congreso no se puede agotar en la expedición de la ley, hay que seguir velando porque la ley se cumpla. Estamos proponiendo también ampliar el derecho fundamental a la educación, que no sean solo garantías de acceso sino que ese acceso le signifique a los niños un estándar mínimo frente a la tecnología, el bilingüismo. Planteamos una legislación que le permita a Colombia maximizar desde el punto de vista ambiental pero también de la oferta turística, su biodiversidad. Planteamos modificar el sistema nacional de regalías para que al menos el uno por ciento de ellas, durante una década, se destine a refinanciar créditos para educación superior y ampliar la oferta de becas. En el Congreso hay que ayudar a resolver los problemas de muchos sectores como la de los caficultores porque Colombia le debe mucho a ese cultivo y no se le puede dar ahora la espalda.

¿Sigue habiendo inconvenientes con la ley de víctimas si bien es cierto muchas no han sido reparadas?
La ley apenas tiene año y medio de vigencia, le quedan ocho años y medio, y ya hay más de 200.000 víctimas indemnizadas, cerca de un millón de hectáreas objeto de restitución, de tal manera que, siento que la ley está avanzando. Por supuesto que hay vacíos que tienen que ser corregidos pero creo que hoy las víctimas tienen una carta de derechos y unas instituciones que las están atendiendo.

¿Cómo ve el avance del proceso de paz?
Lo importante es que las conversaciones están avanzando, como nunca antes ya hay un tema objeto de acuerdo que es el origen del conflicto, que es la tenencia de la tierra, el desarrollo rural, por eso creo que avanzan quizá no al ritmo que quisiéramos todos pero esa es una esperanza que Colombia tiene de que ojalá podamos registrar como una noticia muy pronto, que se logró un acuerdo para ponerle fin al conflicto.

Que las Farc pidan perdón a sus víctimas

El siguiente tema de negociación es el de los derechos de las víctimas, esperaría yo que cuando aborden ese tema las Farc respondieran afirmativamente a los pedidos que les hemos hecho muchos en el sentido que reconozcan sus víctimas, que les pidan perdón. Incluso, me atrevo a señalar que la condición ecuanum que deberíamos ponerle a las Farc para que participen en política es que contribuyan con la verdad sobre las violaciones a los derechos humanos perpetradas por ellos y además contribuyan en la reparación de las víctimas ocasionadas por sus acciones.

 
Escrito por  Cecilia González Villa
LaNacion
http://www.lanacion.com.co/index.php/politica/item/220184-ojala-se-elija-un-congreso-sin-tejas-ni-cemento
Google

Síguenos / Me Gusta :

Los comentarios están cerrados.

Twitter
Visit Us
Follow Me