En salones parroquiales y de billar estudiantes del Putumayo reciben clases

Síguenos / Me Gusta :

Por : Germán Arenas Usme

Aproximadamente 500 estudiantes de los planteles educativos escuela Luis Vidales de Piñuña Negro y escuela Central de La Hormiga, hoy y por culpa del conflicto armado reciben clases en los salones parroquiales, en un billar y en el salón de una cooperativa.

Flor Argoty
Flor Argoty

Flor Argoty, presidenta del comité de padres de familia de la escuela Central La Hormiga, señaló que ante la demora de la reubicación de la estación de policía ubicada a un costado de la escuela tuvieron la necesidad de solicitarle al párroco de la iglesia Sagrado Corazón de Jesús, que les facilitara el salón parroquial para permitir que 330 estudiantes de primaria reciban clases mientras se logra el traslado de la estación de la policía la cual es objeto de amenaza por parte de la guerrilla de las Farc, “solamente por dos semanas nos prestaron el salón parroquial” señalo la madre de familia quien indico que se adopta esta medida para que los niños y niñas no sigan perdiendo clases.

Mientras tanto en la escuela Luis Vidales del corregimiento de Piñuña Negro, jurisdicción del municipio de Puerto Leguizamo, igual suerte corren sus 170 estudiantes quienes no han podido regresar a las aulas de clases por el temor de caer en un campo minado ya que a pocos metros de la instalación educativa fueron instalados dos campamentos de la Fuerza Naval del Sur, y los padres presumen que el sitio este sembrado con minas antipersona como lo ha anunciado la guerrilla de las Farc.

Publimayo
Luis Efrén Fajardo
Luis Efrén Fajardo

Luis Efrén Fajardo, presidente de la asociación de padres de familia de la escuela Luis Vidales, señalo que a pesar que a la Fuerza Naval del Sur se le impartió la orden por parte del ministerio de la Defensa de trasladar el campamento del lugar aun permanecen allí generando el temor de padres, profesores y de los mismos estudiantes.

Mientras se procede al traslado militar los niños y niñas reciben clases en un salón de una iglesia evangélica, en el salón parroquial, en un aula de una cooperativa y en un salón de billar, comento el señor Fajardo.

Por su parte la administradora temporal de la educación para el Putumayo Alba Lucia Marín Villada, señalo que por ahora se permite que los niños y niñas de estos planteles educativos reciban clases provisionalmente en estos lugares, pero la idea es que los estudiantes deben de estar en sus aulas de clases asistiendo a clases en forma cómoda y segura.

Se espera que en pocos días las molestas situaciones sean superadas y así permitir que los estudiantes vuelvan a la normalidad y que no se siga perdiendo horas de clases

Google

Síguenos / Me Gusta :

Los comentarios están cerrados.

Twitter
Visit Us
Follow Me