Santos afianzó los lazos con Correa

Google
Santos firmó acuerdos de cooperación con Rafael Correa, en Tulcán. FOTO CORTESÍA PRESIDENCIA

En la cumbre binacional hubo respaldo de Ecuador a las negociaciones de paz del Gobierno Nacional con las Farc.

Por SERGIO A. NARANJO M. – ElColombiano

Metas de cooperación en salud, pasando por la seguridad y medio ambiente, que serán revisadas cada tres meses, se trazaron los presidentes Juan Manuel Santos y Rafael Correa, en la cumbre binacional que sesionó ayer en Tulcán, Ecuador, a la que asistieron con varios de sus ministros.

«La idea era que los presidentes pasaran revista a los avances de integración que se han dado entre los dos países», indicó a este diario el embajador de Ecuador en Colombia, Raúl Vallejo.

Publimayo

En primer lugar se revisaron los avances en la ampliación del Puente Internacional de Rumichaca, en la frontera, y la plena habilitación del paso por San Miguel, entre Putumayo y Sucumbíos.

En interconexión eléctrica se analizó el proyecto geotérmico de generación Tufiño-Chiles-Cerro Negro y en recursos naturales, el uso del oleoducto ecuatoriano por parte de empresas petroleras del sur del país.

«Estamos muy interesados en convertir a las fronteras, no en focos de problemas, no en focos de pobreza, de atraso, sino todo lo contrario, en fuente de progreso, de desarrollo de proyectos binacionales», indicó Santos.

De la palabra a los hechos
No obstante los compromisos adquiridos, el profesor de Ciencias Políticas de la UPB, Miguel Silva, advirtió que el gran riesgo que se tiene en estos encuentros es que los temas que se trataron no se cumplan, cuando lo ideal es que «sean acuerdos institucionalizados, que no dependan de las coyunturas sino que queden estructurados».

Por ejemplo, en los asuntos relacionados con el medio ambiente, Silva Moyano indicó que se «necesita un mayor compromiso de Ecuador en la garantía de pesca a colombianos en el Pacífico».

En la cita binacional, el presidente Correa respaldó la negociación con las Farc y calificó de «valiente» la decisión del gobierno colombiano de embarcarse en un diálogo de paz.

«Todo nuestro apoyo al proceso», del cual dijo debe estar acompañado de desarrollo, por lo que ofreció su apoyo.

De ahí el compromiso para coordinar la seguridad fronteriza. Los jefes de Estado acordaron impedir la acción de grupos armados ilegales y el tráfico de drogas y crear condiciones de desarrollo social que permitan que la zona fronteriza sea «un territorio de paz», como lo describió Santos.

Esta agenda binacional que fue discutida en más de diez reuniones durante el 2012 será revisada por las cancillerías y por los ministros responsables de cada tema. «Nos reuniremos cada tres meses para impulsar los acuerdos», dijo la canciller María Ángela Holguín .

Google