Cuatro criterios objetivos

Google
Hugo Jurado

Por : Hugo D. Jurado B.

La comunidad sabe que hago parte de la unidad de trabajo legislativo del Representante Guillermo Rivera Flórez, por lo tanto comprendo que a los lectores les pueda parecer sesgado lo que aquí escribo, sin embargo me animo a compartir unas ideas, producto del aprendizaje que he adquirido de un buen amigo, antes educador y hoy analista político, quien siempre ha insistido en que a los Congresistas hay que evaluarlos en el contexto para el que los elegimos, es decir el de hacer las leyes y el de desarrollar el control político.

Como se aproximan las elecciones, y ya se observan visitas de Congresistas de otros departamentos, asunto que celebramos en la medida en que le sirvan a los altos intereses del Departamento, no esta de más plantear unos criterios objetivos para evaluarlos y tomar decisiones libres, conscientes y soberanas, como subraya unode mis mas queridos amigos columnistas de este portal al hacer una exaltación del derecho constitucional a elegir y ser elegido.

El primero, que propongo se refiere a un asunto de trascendental importancia para el Putumayo, como lo es el sistema de distribución de regalías. Todos sabemos que a través de una reforma a la constitución, los recursos de regalías que eran de los departamentos productores, como Putumayo, ahora se distribuyen por todos los departamentos, incluidos los no productores, como Nariño, por citar un ejemplo. Así las cosas, es necesario saber quienes votaron esa reforma y que dijeron los respectivos congresistas, que para seguir con el ejemplo de Nariño, seguramente quienes son oriundos de esa tierra acompañaron la reforma porque ella le significó a su Departamento recursos que antes no tenían y que surgen de lo que producen departamentos como el nuestro. No hay que olvidar que por cuenta de esa «reformita» nuestros niños del campo no tuvieron transporte escolar, ni clases, durante varios meses en este año.

Publimayo

El segundo criterio se refiere a la manera como se votó la conciliación de la reforma a la justicia. Ese hecho escandalizó al País porque en el texto de conciliación se incluyeron todo tipo de irregularidades y privilegios. Aunque este no es un asunto que importe solo al Putumayo, si ofrece elementos de juicio para evaluar a los parlamentarios. No hago juicios de valor sobre cada quien, simplemente propongo un criterio para que los lectores evalúen.

El tercer criterio es más simple y para ello nos sirve la tecnología, y se trata de revisar en las páginas web del Congreso de la República el número de proyectos de ley, sus contenidos y los debates de control político que han desarrollado los Congresistas y su impacto para los ciudadanos.

El cuarto criterio consiste en revisar la manera en que se votaron los planes de desarrollo, y sus proposiciones, de los años 2002 – 2006 y 2006 – 2010, periodos en los que se incluyeron los principales proyectos viales del Putumayo y su respectiva financiación. Esto para garantizar que se reconozca a la totalidad de los forjadores de los proyectos viales, y no sólo a uno, como suele suceder.

Finalmente, me permito invitar a todos los Putumayenses a que volvamos de la próxima elección del Congreso una oportunidad para debatir con respeto las ideas y las propuestas de cada candidato, pero que a ellas les pongamos el prisma de la información de nuestras propias averiguaciones y no pasemos por la ingenuidad de siempre y la reflexión conocida por todos: «vinieron, se llevaron nuestros votos y en cuatro años los volveremos a ver” y al putumayo no significo nada, salvo para uno o dos que lograron a nombre de los demás sus particulares intereses».

Bienvenidos todos los candidatos, bienvenido el debate democrático y bienvenidos los comentarios fundados e infundados sobre este escrito!!!!!

Google

Los comentarios están cerrados.