Falsas creencias

Google
Jaime Erazo – Columnista. CNP Putumayo

En el Putumayo se han implantado algunas creencias que conviene revisar por su incidencia en la vida de sus habitantes, especialmente aquellas que se prestan para fines políticos. La más reciente, es la creencia de que solo los oriundos del departamento son los únicos llamados a gobernarnos o representarnos. Sometida a análisis, se puede establecer que tal creencia no tiene consistencia comprobatoria, por lo tanto, se puede considerar como una especulación.

Desde el punto de vista político administrativo el territorio del Putumayo ha tenido que pasar por ser prefectura, comisaría, intendencia y departamento.Desde el punto de vista económico, social y cultural es el resultado de la colonización proveniente de diferentes departamentos pero especialmente del departamento de Nariño.

En relación con ésta última afirmación, se puede sostener que son muy pocos los putumayenses de segunda y tercera generación, la gran mayoría pertenecen a la primera generación de descendientes de los colonizadores, muchos de los cuales todavía viven y para quienes el hecho de no ser del Putumayo no ha incidido en su inmenso amor e identidad y pertenencia a la tierra que ayudaron a construir y en la que se hicieron económica, social y políticamente.

Si revisamos el listado de gobernantes del Putumayo, se encuentra que de 32 comisarios, solo 2 putumayenses ocuparon el cargo (Alfonso Bastidas Rebolledo y Edgar Castro Díaz); de 28 intendentes, 5 putumayenses fueron nombrados como tal (Edgar Castro Díaz, Carlos Vallejo Cruz, Jorge FuebringerBermeo, Hernando Chamorro Pacinga y Cecilia María Perafán de Zambrano); de 9 gobernadores, 5 putumayenses fueron elegidos por votación popular (Jorge FuerbringerBermeo, Jorge Devia Murcia, Carlos Alberto Palacios Palacios, Felipe Alfonso Guzmán y Jimmy Harold Díaz Burbano).

Publimayo

Ser putumayense no es condición sine qua non para ser buen gobernante o para que bien nos represente, si así lo fuera, los dos gobernantes anteriores al actual no hubieran sido destituidos por la Procuraduría General de la Nación. Y que decir de quienes nos han representado, la mayoría de ellos no han nacido en la región pero han contribuido efectivamente con la construcción de departamento y región.

Si la estrategia política de putumayenses contra caucanos funcionó es porque la percepción de malos manejos en la población putumayense era generalizada, la gente quería cambio y lo logró con una altísima votación. Y no olvidemos que esa candidatura fue propuesta y apoyada por la alta dirigencia liberal.

Reconociendo los valores de los putumayenses, me resisto a creer que, con fines políticos, en nuestro medio todavía haya personas que sigan sosteniendo y promulgando falsas creencias.

Jaime Armando Erazo Villota,
Miembro del Colegio Nacional de Periodista
Capitulo Putumayo-
Mocoa, 2 de Septiembre de 2012

 

Google

Los comentarios están cerrados.