Se deteriora la actividad petrolera en el Surcolombiano


diariodelhuila.com –

Un preocupante panorama en la actividad petrolera del país, ‘acosada’ por el terrorismo y la demora en la entrega de licencias ambientales, advirtió el gremio que reúne a las multinacionales con presencia exploratoria en el país.

Denuncian que en los departamentos de Caquetá y Putumayo se han incrementado las amenazas extorsivas y “se han presentado casos de secuestro de manera reiterada”.

Durante los dos primeros meses del 2012 se han registrado e incrementado los ataques de las Farc a las caravanas petroleras y la infraestructura de hidrocarburos, especialmente en los vecinos departamentos de Caquetá y Putumayo, así como también algunos planes de ataques desarticulados por las autoridades contra el sector petrolero en el Huila.

A pesar que la compañía Emerald Energy restableció la producción de petróleo en bloque Ombú en los últimos días suspendida debido a los constantes ataques de que han sido objeto y se cuentan ya en cinco durante lo corrido de 2012, tanto la infraestructura de hidrocarburos, así como las empresas contratistas vienen transportando el crudo en condiciones de riesgo.

La producción de petróleo en el Caquetá se concentra en el llamado bloque Ombú, que se encuentra ubicado en las inspección de Los Pozos, en límites entre los departamentos de Caquetá y Meta.

Precisamente fue allí donde el 27 de febrero pasado se registró el ataque por parte de las Farc al complejo petrolero de Los Pozos en el Campo Campella donde un pozo explotó dejando pérdidas millonarias y causó zozobra en la región.

‘Animos caldeados’ por recorte a regalías

El presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), Alejandro Martínez, dijo que entre enero y febrero de este año también se han presentado 56 bloqueos en las zonas petroleras del departamento de Casanare.

 

Considera el dirigente gremial que en las zonas productoras se han exacerbado los ánimos por la percepción que, con base en la reforma a la Constitución, se disminuyen los ingresos de las regalías, y la opinión pública en las regiones productoras sienten que les han quitado esas regalías con que contaban antes.

Dijo que en algunas regiones petroleras se han incrementado las acciones terroristas contra la infraestructura petrolera.

Reiteró que en el Catatumbo, Caquetá, Putumayo y Arauca se han incrementado las amenazas extorsivas y “se han presentado casos de secuestro”.

Considera el dirigente gremial que “estamos seguros de que la Fuerza Pública con los cambios en los modelos de seguridad que están planteando, pues van a tener éxito y va a lograr continuar con la tendencia de mejorar la seguridad del país”.

El Presidente del gremio consideró que las acciones terroristas “han impactado fuerte en los niveles de producción”. Para Martínez es innegable que en el último mes se disminuyó la producción petrolera “básicamente por ataques terroristas al oleoducto Caño Limón Coveñas”.

Entre enero y febrero, la producción nacional de petróleo descendió en 45.000 barriles, resaltó el Presidente de la ACP. “La mayor parte de esa disminución se debe a los ataques al oleoducto Caño Limón Coveñas”, dijo.

Adicional a los ataques terroristas, el dirigente gremial admitió que no se ha podido incrementar la producción en más de 100.000 barriles “porque hay licencias ambientales demoradas que han debido ser otorgadas el año pasado para que en los campos viejos se pueda aumentar la producción”.

juan.bravo69@hotmail.com

http://www.diariodelhuila.com/noticia/24805


Share This Post