¿SELVASALUD: EPS con enfermedad terminal?

Google
Jaime Erazo

¿Cuál es la verdad sobre el estado económico y financiero de SELVASALUD, “la empresa de salud de los putumayenses”? ─entre comillas porque pese a haber sido concebida por putumayenses, pensando en los putumayenses, su real pertenencia está en duda─.

Diagnóstico objetivo y veraz

Cómo cuando se trata de diagnosticar el estado de salud de una persona, la verdad y la certeza solo puede provenir de profesionales y especialistas en la materia. Para el caso de SELVASALUD, los resultados del análisis e interpretación de la información expresada quienes conocen de la temática está fundamentada en la ciencia administrativa y financiera. La otra interpretación, la de los dolientes, en contraposición a la anterior, está más cargada de especulaciones y subjetividades propias del emocionalismo.

La mayoría de profesionales y especialistas en aspectos administrativos y financieros consultados al respecto concluyen que SELVASALUD padece una “enfermedad terminal” de la que por más esfuerzos que se hagan, como en el caso del cáncer en los seres humanos, solo un milagro la puede salvar. Más aún, sostienen que se está presenciando el caso de una institución que atraviesa por una enfermedad ruinosa puesto que amenaza con acabar con su patrimonio y afectar el de otras instituciones.

Publimayo
Foto : Zoominformativo.com

La causa de la enfermedad

La causa de la enfermedad: la corrupción. Enfermedad a la que todos los colombianos y putumayenses estamos obligados a atacar y extirpar de raíz ya que atenta contra el bienestar y desarrollo, así como también, contra las instituciones del Estado colombiano.

Qué se puede hacer

Si lo que dicen los especialistas es cierto, como sucede cuando alguien tiene una enfermedad terminal, en el caso de SELVASALUD habría que pensar y actuar en función de contribuir, administrativa y financieramente, a una digna terminación y liquidación puesto que si en su apogeo fue orgullo de los putumayenses en su decadencia desdice mucho de la seriedad, capacidad e integridad de sus gentes. El daño que causa a la buena imagen de los putumayenses es considerable, además de aquellas implicaciones económicas que se puedan derivar para el departamento, algunos municipios, hospitales y otras organizaciones de la sociedad civil en lo que respecta a las posibles cargas económicas y financieras que en el futuro inmediato se puedan dar.

Lo anterior impone que se tomen en las instancias correspondientes (Superintendencia Nacional de Salud, gobierno departamental, asamblea, etc.), las medidas y decisiones que fueren necesarias que cuenten con el respaldo del pueblo evitando caer en manos de salvadores o promeseros cuya finalidad es aprovechar el “dolor de patria” para obtener pingues ganancias o satisfacer sus particulares necesidades.

Mocoa, 3 de febrero de 2012

Google