12 de octubre día del árbol una fecha para reflexionar en la importancia de los bosques

Síguenos / Me Gusta :

www.corpoamazonia.gov.co

Con motivo de la celebración del Día del Árbol, Corpoamazonia recuerda, que el Congreso Forestal Mundial, celebrado en Roma en 1.969, instituyó el 12 de octubre como fecha para celebrar este acontecimiento, con el fin de resaltar la importancia de los árboles en el sostenimiento de la vida en la tierra.

El 20 de diciembre de 2006, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la resolución 61/193 por la que se declara el 2011, como Año Internacional de los Bosques; esta celebración es útil para tomar conciencia de que los bosques son parte integrante del desarrollo sostenible del planeta debido a los beneficios económicos, socioculturales y ambientales que proporcionan. Con este fin, se promueve la acción internacional a favor de la ordenación sostenible, la conservación y el desarrollo de todo tipo de bosques, incluidos los árboles fuera de ellos.

Publimayo

Razones para conservar los bosques naturales.

Los bosques pueden ser extremadamente importantes para la reducción de los niveles del dióxido de carbono.

Mosaico ecosistémico. Los bosques andinos y amazónicos son un mosaico ecosistémico que ofrecen pocos lugares del mundo. En esta zona es posible encontrar mucha diversidad ecológica, como montañas, colinas, valles aluviales, terrazas de denudación, lagos, ríos caudalosos y prístinos, páramos y sabanas, entre otros; todos estos ecosistemas habitados por una abundante variedad de flora y fauna, distribuida en un amplio territorio geográfico.

Fauna y flora nativa en su estado natural. Existen ecosistemas de alto endemismo. Las especies de fauna y flora en estado silvestre, representan un patrimonio de enorme valor para el país, muchas de las cuales son únicas; por esa razón la protección de estos atributos es un imperativo nacional.

Contribución para enfrentar el cambio climático. Las masas forestales son una reserva vital de Carbono. Los ecosistemas forestales almacenan en conjunto 1,5 veces más carbono que el que hay en la atmósfera. La deforestación de las selvas tropicales es la responsable de hasta un 20% de las emisiones de gases de efecto invernadero, más que las que genera el sector transporte en todo el mundo.

Las grandes cantidades de dióxido de carbono (CO2) que las actividades humanas liberan hacia la atmósfera están afectando el clima global. Los bosques pueden ser extremadamente importantes para la reducción de los niveles del dióxido de carbono, ya que los árboles lo toman del aire y lo retienen en sus tallos, hojas y raíces. Los árboles, y la mayoría de las plantas, capturan el CO2 durante la fotosíntesis y lo usan para producir moléculas orgánicas. Pero si la rapidez del cambio climático mata los árboles de los bosques, se liberará CO2 justo cuando ya están aumentando los niveles atmosféricos de dicha molécula.

Paisaje y ecoturismo. La riqueza paisajística es un capital natural extraordinario, pues posee excelentes atractivos turísticos en la región. En los últimos años estos paisajes atraen a decenas de visitantes nacionales y extranjeros, quienes quedan cautivados por la belleza escénica; el paisaje y el ecoturismo contribuyen a la generación de empleo e ingresos económicos y muestran a esta región en el contexto nacional e internacional. El ecoturismo es un importante generador de ingresos especialmente en el Departamento del Amazonas. La gran diversidad de los ecosistemas hace que la región sea uno de los destinos más populares de ecoturismo.

Demanda de bienes. Los bosques son indispensables para el desarrollo social y económico. Son fuente muy rica de diversidad biológica y de alternativas para fomentar un desarrollo basado en el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales mediante el mantenimiento de todos los procesos biológicos que allí se dan. La población humana demanda bienes que solo son suministrados por los bosques, los cuales son fuente permanente de los recursos naturales no renovables indispensables para la subsistencia y bienestar de los seres humanos.

Demanda de servicios ambientales. El aumento de los ingresos, junto con una mayor sensibilización, incrementará la demanda de servicios ambientales que prestan los bosques, como aire y agua limpia, la mitigación del cambio climático y la preservación de paisajes. En el 2009, la FAO expresó, que a pesar de que el aumento de los ingresos mejora también la capacidad de la sociedad para afrontar los costos de la protección ambiental, el crecimiento económico suele ir acompañado de un mayor impacto medioambiental.

Cultura Singular. La cultura andina y amazónica es parte fundamental de la riqueza regional. Su población indígena representada por una variedad de etnias, que se caracterizan por su organización social, costumbres, lenguaje, vestimenta, rituales, artesanías y gastronomía nativa; en conjunto determinan una singularidad cultural y exótica y una cosmovisión frente al desarrollo muy diferente a la población mestiza. De igual manera, los colonos, que a lo largo de más de un siglo de persistencia, bajo rigurosas condiciones de vida han desarrollado una cultura con identidad propia, rica en valores y tradiciones que ennoblecen la región.

Acceso al agua. Para muchas comunidades rurales y urbanas, el agua proviene de cuencas cubiertas por bosques, por tanto es necesario incluir estos ecosistemas en las políticas, programas y proyectos. Esta alternativa puede resultar más barata y sostenible que la utilización de otras tecnologías como el bombeo de agua subterránea. (Brüschweiler et ál. 2004, citado por Pérez, 2007).

Plantas medicinales para la salud. Los bosques son una fuente de plantas medicinales utilizadas para el tratamiento de algunas afecciones, el uso se remonta a la prehistoria y es una de las formas más extendidas de la medicina. La industria farmacéutica actual se ha basado en los conocimientos tradicionales para la síntesis y elaboración de fármacos, y en el proceso de verificación científica de estas tradiciones continúa actualmente, descubriéndose constantemente nuevas aplicaciones. Muchos de los fármacos empleados hoy en día se replican sintéticamente o aíslan los principios activos de remedios vegetales tradicionales.

Contribución para reducir la pobreza. De acuerdo con el Comité Forestal (COFO), que es el principal órgano estatutario de la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO por su sigla en inglés), para el sector forestal, la importancia de los bosques en la reducción de la pobreza y el hambre está cada vez mejor documentada. Los bosques naturales no sólo actúan como una cuenta de ahorro para quienes viven en ellos o en sus cercanías, sino que aportan toda una gama de productos para la subsistencia.

De acuerdo con un pronunciamiento de la FAO, muchos pobres dependen de los bosques y los árboles aislados por ser fuentes no sólo de alimentos, abrigo, prendas de vestir y calefacción, sino también de ingresos, ya que dan la posibilidad de obtener empleo y de vender los excedentes de los bienes y servicios que proporcionan.

Opciones para la subsistencia. Existen muchos casos documentados que reflejan la importancia que tienen los productos forestales en la subsistencia y la generación de ingresos de la población local que vive en zonas forestales o en sus alrededores. Estos productos comprenden plantas comestibles, frutas, carne de caza, insectos comestibles, plantas medicinales, fibras, leña y carbón vegetal, entre muchos otros.

Escrito por Edgar Otavo.

 

Google

Síguenos / Me Gusta :
Twitter
Visit Us
Follow Me