Todos nos sentimos Mauricio

Mauricio Morales sirvió de espejo para reconocernos en la humildad, la honestidad, la constancia, la tenacidad y la inteligencia, derrotando en nuestros corazones a los actuales modelos de identificación: el traqueto, el violento, el Aladino, el político bandido, el pastor incoherente y otros.

Y todo lo hizo en silencio, sin discursos ni sermones…


Share This Post