Revista Semana destaca a Guillermo Rivera como uno de los mejores en el congreso

Google

El actual Capitolio tiene muy pocos líderes sólidos, figuras protagónicas y voces fuertes. Los partidos mandan la parada y la opinión pública ni identifica a sus miembros.

Si no se cuenta al actual presidente del Senado, Armando Benedetti, ni a un puñado de respetados congresistas como Germán Navas y Guillermo Rivera, el panorama es bastante gris. Voces valiosas como Gustavo Petro, Cecilia López, Rodrigo Rivera y Marta Lucía Ramírez -responsables de los debates más trascendentales de los últimos años- le dijeron adiós al Capitolio y se fueron en busca de nuevos horizontes. Hoy día, senadores de todas las fuerzas políticas afirman que no conocen a nadie, que los pasillos se llenaron de desconocidos y que ya pocos se quedan por el centro para almorzar con los colegas.

Según la directora de Transparencia por Colombia, Elizabeth Ungar, experta en el Congreso, la renovación es un buen síntoma siempre y cuando los nuevos lleguen preparados y con propuestas. «¿Renovación para qué? ¿A costa de la calidad e injerencia en la opinión pública?», se pregunta. Ocho meses después de instalado el Congreso, la mayoría de sus miembros todavía no han encontrado su voz ni han podido despegar.

Publimayo
Google

Los comentarios están cerrados.