Caracol gigante africano invadió barrio de Mocoa

Google

www.diariodelsur.com.co

Según Corpoamazonia esta especie catalogada como una de las más dañinas del mundo reapareció en el municipio de Puerto Asís.

Una emergencia se presenta en el barrio Paulo Sexto del municipio de Mocoa por la invasión del caracol gigante africano (Achatina fúlica), una especie transmisora de un parásito que afecta el cerebro de los humanos.

Publimayo

Su concha puede medir entre 25 y 30 cm de longitud y 8 de alto. Está incluida en la lista 100 de las especies exóticas invasoras más dañinas del mundo.

Así lo dio a conocer el subdirector de manejo ambiental de la Corporación Ambiental para el Sur de la Amazonía, Corpoamazonia, Leonel Ceballos, al afirmar que desde ya te han tomado todas las medidas necesarias para erradicarlo.

“Recibimos denuncias de algunos habitantes del barrio Pablo Sexto, según las cuales en ese sector era evidente la aparición de dicha especie, explicó.

“Nos trajeron muestras del animalito a la corporación y en consecuencia Corpoamazonia, con otras instituciones competentes implementaremos un plan de acción y unas jornadas de recolección e incineración en los próximos días”, añadió.

La actividad se desarrollará en coordinación con la Secretaría de Salud Departamental y la Policía Ambiental, bajo la coordinación técnica de Corpoamazonia. El funcionario indicó que tan pronto se percató de lo sucedido, reportó el caso de la aparición de esta especie invasora en Mocoa, a nivel nacional.

Afirmó que es casi imposible lograr una erradicación total de la especie, dado que esta se ubica en áreas con algún tipo de cobertura o en lugares en los cuales es supremamente difícil encontrar todos los animales.

Dijo que dado el peligro que representa esta especie invasora por la trasmisión de enfermedades virales que puede generar la baba del animal, la corporación define jornadas de recolección y su posterior incineración.

De otra parte se logró conocer que esta especie apareció por segunda vez en área urbana de Puerto Asís, esta vez en predios del Hospital San Francisco de Asís.

La comunidad de esa localidad hizo un llamado a las autoridades de salud pública y ambientales para que a la brevedad se tomen las medidas correspondientes para contrarrestar el depredadora especie.

Google