Denuncian muerte por presunto error médico en Neiva

Google

LaNacion.com.co –

Adolfo Rojas, abogado y ex secretario de gobierno de Puerto Asís, confiado envió a Neiva a su esposa, quien iba a dar a luz, con el fin de que recibiera una adecuada atención médica, según se lo recomendó un especialista de esa región.

Sin embargo, no todo salió como se pensó, una complicación en la cesárea llevó a la muerte a la profesora Yineth Pérez Rojas, de 40 años de edad y madre de cuatro niños de 12, 10, y 7 años y la pequeña recién nacida.

La mujer en su noveno mes de gestación llegó a la ciudad procedente de Putumayo, hace algunos días, y el lunes pasado le fue asignada una cita en la clínica Mediláser. Ese día el médico le indicó que el martes 14 de septiembre a las siete de la mañana se le realizaría la cesárea.

Publimayo

«Era un parto que tenía su riesgo normal, por eso la trasladamos a Neiva buscando mayor atención. El lunes pasado le dijeron que la tenían que intervenir quirúrgicamente el martes 14 de septiembre a las siete de la mañana y vinieron a intervenirla a las cinco de la tarde, a esa hora la bebé nació bien y se encuentra en excelente estado de salud», manifestó Adolfo Rojas, esposo de la víctima.

Rojas, agregó que después de que la familia recibiera la buena noticia del nacimiento del nuevo integrante de la familia, su esposa fue conducida a recuperación donde horas después empezaron las complicaciones.

Dos horas después

Según lo indicaron los familiares, aproximadamente dos horas después de la cesárea los médicos se dieron cuenta que la mujer estaba presentando un sangrado abundante, por lo que decidieron intervenirla quirúrgicamente nuevamente.

«Como a las 11:30 de la noche del martes me llamaron y me dicen que tenían que volverla a intervenir porque podía ser posible que la vejiga hubiera sido perforada en la cesárea. A eso de las dos de la mañana la sacan de cirugía y me dice la doctora: sí, su hermana tenía una perforación y que el tema ya se había solucionado», manifestó acongojada Mireya Pérez, hermana de la mujer.

La familiar señaló que a esa hora de la madrugada los médicos le recomendaron a la familia que regresaran a su casa, que la mujer iba a quedar bajo observación especializada en la UCI de la clínica Mediláser.

«Antes de las ocho de la mañana de hoy (ayer) nos llaman y nos dicen que mi hermana estaba grave, pero llegamos a la clínica y nos notifican que había fallecido», expresó Pérez.

‘Es una negligencia médica’

«Ella tuvo un embarazó normal, sin ninguna complicación, cumplió sus nueve meses. Uno se imagina que en esta ciudad, que en una clínica como ésta, tienen todas las precauciones del caso, pero lastimosamente cometieron un grave error», aseguró el esposo de la docente.

El hombre dio a conocer a DIARIO DEL HUILA que ya había formulado la denuncia penal ante la Fiscalía para que proceda a recopilar los elementos probatorios para establecer de esta manera si existió una responsabilidad médica.

«Hablé con la Dirección (de la clínica) y le pedí una explicación al respecto y lo que me han dicho es algo sin fundamentos. Reconocen que mi esposa llegó en excelentes condiciones, que la operación fue normal pero que se les complicó en el desarrollo de la misma, pues hubo perforación de vejiga y les tocó volverla a intervenir y en esa intervención se presentaron nuevas complicaciones que finalmente la llevaron a la UCI y posteriormente se dio la muerte de ella», aseveró Rojas.

Anoche familiares y amigos acompañaron a Adolfo Rojas y a la bebé que por un presunto error médico no pudo conocer a su progenitora. Hoy después que Medicina Legal realice la necropsia el cuerpo de la docente, será trasladado a Putumayo donde será sepultada.

Google

Los comentarios están cerrados.