Putumayo experimenta su primera jornada electoral en época de postconflicto

Por: Jesús Bernal.

Los putumayenses se preparan para participar en la primera jornada electoral luego de la firma de los acuerdos de paz con las Farc. Una de las acciones que se proponen los dirigentes es derrotar la abstención, que para los procesos de elección de Congreso asciende al 60 %.

Los ciudadanos van a acudir a las 660 mesas de votación sin ninguna restricción, por primera vez en la historia del departamento.

Líderes comunales, dirigentes y candidatos del Putumayo ven en las elecciones del Congreso, una oportunidad para derrotar la abstención. Uno de los aspectos que más se busca es recobrar la confianza en la política y generar compromiso por derrotar la corrupción.

Las condiciones de seguridad, de movilidad y la confianza para poder hacer proselitismo a cualquier hora del día o la noche, nunca tuvieron referencia en la historia del departamento. Es el primer proceso electoral sin la presencia de un histórico actor armado.

“Voy a destacar un hecho  que al departamento del Putumayo le ha traído grandes beneficios, las notas periodísticas son distintas, porque el departamento vive una realidad muy diferente a la que vivíamos hace cinco o seis años atrás. Este fue un departamento muy golpeado por el conflicto armado, por fortuna hoy y cortesía de un acuerdo estamos viviendo una realidad distinta”, comentó Carlos Ardila, candidato a la Cámara, partido Liberal.

Para una líder de Puerto Asís, las presiones que existieron en el pasado para salir a votar quedaron atrás. Las mesas rurales casi siempre debieron ser trasladadas a las cabeceras municipales, debido a las presiones y amenazas.

“En tiempos pasados cuando no existía  el proceso de paz se decía que las personas del sector no podían salir porque no se dejaba votar. Hoy en día yo creo que a través de este proceso la gente está en plena libertad de elegir y es por eso que los invitamos a que no tengan temor y creamos verdaderamente en el proceso de paz. Podemos salir a votar”, afirmó Alexandra Benavides, víctima del conflicto armado.

Otra víctima del conflicto, en su caso particular, víctima de los paramilitares, la cual debió abandonar su cargo como Personero Municipal y dejar el país en el año 2000, regresó al territorio luego de la firma de los acuerdos de paz y propuso su nombre para la Cámara de Representantes por el Polo Democrático.

“Los putumayenses celebramos la terminación del conflicto armado, yo veo que eso es positivo para el país, para la gente y el campesinado en general. Pero también nos queda un sabor agridulce. Yo veo que el Gobierno Nacional está incumpliendo los acuerdos. Por ejemplo, con las víctimas fueron capaces de sacar la circunscripción especial para las víctimas en el Congreso”, comentó Germán Martínez Pulido.

Mocoa vivió el conflicto interno, hechos recientes lo confirman. Para la comerciante Vilma Zapata, la realidad de hoy es muy diferente a lo que les tocó afrontar en años anteriores.

“En este momento como empresaria, la dinámica comercial se ha sentido, ahora hay mucho turismo, ya los transportadores no tienen la angustia que tenían antes cuando las vías estaban cerradas, cuando ellos venían y eran constantemente extorsionados, cuando se impedía el tránsito sencillamente porque se estaba volando oleoductos. Entonces el Putumayo efectivamente ha tenido un cambio”, afirmó Zapata.

Son seis partidos y 18 candidatos a la Cámara de Representantes y otro tanto al Senado que en algún momento llegaron al departamento en los últimos tres meses, bajo la percepción de una nueva realidad. La fase del postconflicto que vive Putumayo, hasta ahora ha logrado eso, libertades con las que no se contaban. Ahora falta mayor inversión. Se espera que haya voluntad del nuevo Gobierno para hacerlo.

Tomado de : RadioNacional

Share This Post