Asesinado exguerrilleros de las Farc en Puerto Guzmán Putumayo.

Foto : Archivo

Mocoa/Colprensa

El último asesinato ocurrió en la noche del pasado domingo 29 de octubre en la vereda La Pedregoza, jurisdicción del municipio de Puerto Guzmán. Al norte del Putumayo, cuando desconocidos dispararon en repetidas ocasiones contrala humanidad Oscar Arango Palacio, cuando se encontraba en una finca donde desde hace 8 días se encontraba laborando.

La victima había sido guerrillero del frente 32 de las Farc, y era conocido con el alias de “Martin”, quien gozaba de un permiso especial de las Farc, para estar fuera del Espacio Territoriales de Reincorporación Heider Mosquera, ubicado en la vereda La Carmelita jurisdicción del municipio de Puerto Asís.

Algunos testigos de la vereda le manifestaron que se cuidara ya que había personas que no lo querían ver, relato una persona a COLPRENSA.

El señor Arango Palacios, tenía los documentos en regla para su reincorporación a la vida civil y solo le faltaba que le entregaran su cedula de ciudadanía.

Según la Red de Derechos Humanos del Putumayo, desde hace varios días se ha registrado al presencia de hombres armados que están pernotando muy cerca a los puestos militares que tiene el ejército en la zona rural de Puerto Guzmán, así mismo la red de Derechos Humanos, denuncian que los atracos en las carreteras han ido en aumento cuando hombres con armas largas, en medias, calzoncillos y pasamontañas están atracando a los conductores y pasajeros de los vehículos que transitan por las solitarias vías de Puerto Guzmán.

Las misma red, denuncian que no hay garantías para iniciar acciones judiciales pertinentes, igualmente el acceso a la justicia es nulo, puntualmente para el levantamiento de los cuerpos y tanto como la policía como los funcionarios públicos competentes para tal fin han manifestado su temor para ir a las zonas rurales donde se registran las acciones violentas lo que agrava la situación humanitaria. En reciente informe la policía en el Putumayo informa que han habido 17 muertes violentas en el municipio de Puerto Guzmán.

Las organizaciones de los derechos humanos de este departamento, están en espera que la Defensoria del Pueblo, la segunda Misión de la ONU, la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, MAPP-OEA como garantes de la sociedad civil y del Proceso de Paz, adelanten as gestiones pertinentes para fortalecer las labores de promoción, preservación y protección de derechos humanos desde el enfoque participativo de las comunidades rurales.

Las Farc, mediante comunicado manifiestan textualmente que:

El día de ayer 29 de octubre del 2.017 fue acecinado vilmente nuestro querido y entrañable compañero Oscar Arango Palacios. (Martin GB).

El compañero salió con permiso del espacio territorial en función de encontrarse con su familia, estando en su habitación llegaron hombres armados y lo sacaron de su casa de la vereda la pedregosa inspección José María Puerto Guzmán Putumayo

El camarada estaba plenamente reincorporado a la vida civil, en cumplimiento estricto de lo pactado en la Habana Cuba entre el gobierno nacional y las FARC. Había cumplido con todos los trámites de rigor con relación a la dejación de armas y accedido a los certificados y acreditación del alto comisionado para la paz, así como la certificación de la misión de la ONU.

El como todos los excombatientes revolucionarios hoy integrantes y militantes del nuevo partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común; tenemos la esperanza en que este proceso de paz nos conduzca a la reconciliación Nacional, la concordia, la democracia efectiva y la Justicia Social.

Desafortunadamente este proceso de reconciliación y democratización tiene unos enemigos que si bien son pocos, tienen y concentran mucho poder de manipulación, de intimidación y de desinformación.

Denunciamos que en los territorios y aéreas donde históricamente hicimos presencia; hoy hacen presencia pequeños grupos delincuenciales, con armas cortas y largas, chantajeando, extorsionando e intimidando a la población, sin que la fuerza pública los combata como es el deber y el compromiso de las instituciones oficiales.

Exigimos del gobierno y las autoridades competentes se le garanticen la seguridad y la tranquilidad a las comunidades y a los excombatientes reincorporados a la vida civil.
El combate al paramilitarismo y las bandas criminales es un compromiso del gobierno que aún no se prioriza en su agenda.

Llamamos a todas las fuerzas populares, organizaciones sociales del departamento del putumayo; para que nos movilicemos y exijamos del gobierno pare, con los asesinatos de dirigentes del movimiento 0brero y popular, de defensores de los derechos humanos y de excombatientes de las FARC.

Ni un muerto más en el departamento del Putumayo.

Share This Post