Albergue El Pepino, nuevamente bajo el control y acompañamiento del Ejército Nacional en Mocoa Putumayo

Un grupo de 35 personas entre oficiales,  suboficiales, soldados y  profesionales de la salud del Batallón de Atención y Prevención de Desastres n°80 del Ejército Nacional, retomó desde este fin de semana el control del único albergue temporal que aún funciona como hogar de paso para familias enteras que lo perdieron todo durante la avalancha que destruyó 17 barrios en Mocoa Putumayo el pasado 1 de abril.

Este lugar por el que han pasado más de 770 personas, hoy en día cuenta con alrededor de 45 niños y 55 adultos que organizados en 37 carpas tipo iglú, pasan sus días mientras sus familiares logran conseguir un trabajo estable para poder recibir el auxilio del gobierno y tomar en arriendo un nuevo espacio para vivir.

Esta es la realidad de Carmen Delgado, una mujer que lleva más de 130 días en el albergue temporal El Pepino y no ha podido ser  reubicada debido a que tiene 7 hijos menores de edad, y  aunque ya está trabajando, los arrendatarios al ver su situación, han puesto en duda su capacidad de pago, teniendo en cuenta que el subsidio que el gobierno les otorga durante los 3 meses, podría no alcanzarle para solventar todos los gastos de su numerosa familia.

Al respecto, héroes multimisión del Ejército Nacional se están encargando de  proveer los alimentos y servicios básicos a esta población, así como de vigilar y hacer seguimiento a los procesos de reubicación de las familias afectadas.

Este proceso también lo acompañan Policías de Infancia y Adolescencia quienes trabajan en horas de la tarde con los menores de edad, para orientarlos en sus tareas y motivarlos a que utilicen bien el tiempo libre.

 

Share This Post