Excombatientes de las Farc en la Carmelita se certifican en cinco competencias con el SENA

La formación para el trabajo es el aporte que el SENA realiza para el inicio de una nueva vida civil de estos aprendices.

Nuevamente el SENA le demuestra al país que es una entidad para la paz. Los excombatientes del bloque sur de las FARC, hoy residentes en la Carmelita, Putumayo, recibieron sus certificados de mano del Director Regional del SENA, Andrés Fajardo Cabrera, quien se desplazó hasta su lugar para entregarlos en medio de un acto protocolario.

Se entregó la certificación en la Zona Veredal Transitoria de Normalización a 36 reincorporados en cinco cursos cortos en las disciplinas de ciudadanía digital para la paz, cocina básica nivel 1, implementación de la responsabilidad ambiental como un modelo de vida, básico en agricultura ecológica y en elaboración de concentrados.

“El rumbo que nuestro país ha de tomar a partir de los acuerdos de paz se cimienta en el desarrollo social, político y económico de las sociedades en donde la educación y la formación profesional integral es el eje fundamental” dijo Andrés Fajardo Cabrera, Director de la Regional Putumayo.

A través de estas acciones el SENA responde como entidad del Estado a que estas políticas se ejecuten en la sociedad a partir de los propios reincorporados de las FARC. Es por eso que las formaciones se direccionaron hacia diferentes líneas.

Según el instructor de curso corto en Agricultura Ecológica, Ellery Orozco de la Cruz: “lo que buscaban estos aprendices era construir un nuevo proyecto de vida, iniciar con sus propios proyectos económicos”.

“En el contexto que se mantuvieron durante el conflicto prevalece siempre lo rural y el origen de un gran porcentaje de miembros de las FARC es campesino, a través de la agricultura ecológica se pretendió que se mantengan en su contexto, desarrollen su vocación por tradición y participen activamente en la economía del país” agregó.

Además, los excombatientes pudieron adquirir aprendizaje en temas como sistemas o panadería, útiles para forjar algunos de los primeros grandes casos de éxito en el país.

“Estoy muy agradecida con el SENA por todo lo aprendido, para mí el curso de sistemas (ciudadanía digital para la paz) es uno de los primeros pasos, es necesario para poder estudiar o trabajar en cualquier parte, me gustaría que nos continúen formando porque la educación es una herramienta a través de la que los guerrilleros vamos a conocer a fondo lo que es vivir la vida civil” mencionó Maryin Vergara, aprendiz certificada.

Así, el SENA aporta a la consecución del logro de una paz estable y duradera en el país, dado que este proceso está enmarcado en el desarrollo social y económico de las comunidades en lo que antes fueron las FARC y las sociedades aledañas.


Share This Post