Alcalde en Putumayo pide a las FARC la verdad sobre la desaparición de su hermano

Se trata del mandatario del municipio de Colón quien hace 14 años no sabe nada de su familiar.

Omar Gómez, alcalde Municipal de Colón.| Foto: Facebook.
Omar Gómez, alcalde Municipal de Colón.| Foto: Facebook.

Mientras observaba a través de la televisión la firma del acuerdo final para terminación del conflicto armado que se desarrollaba en la ciudad de Cartagena, el alcalde del municipio de Colón, el ingeniero civil, Omar Gómez, recordaba la historia de la extraña desaparición de su hermano, en zona rural del bajo Putumayo, en el año 2002.

Carlos Alberto Gómez Salcedo, hermano del actual mandatario del municipio de Colón, mientras terminaba sus estudios de zootecnia en la Universidad de Nariño, había logrado conseguir a través de su hermana, en la localidad de La Hormiga, un trabajo como asesor en los programas de sustitución de cultivos ilícitos en un sector de la vereda Costa Rica del municipio de Valle del Guamuez, cuando aún se estaba implementando el Programa Plante del tan mencionado Plan Colombia.

“Después de que él estaba realizando unos trabajos en esa vereda, no tuvimos más noticias de él, solo conocimos de que en ese sector había un campamento de las FARC; se comenzaron a oír rumores de que a él se lo habían llevado”, explicó el mandatario, agregando que desde ese entonces no volvieron a tener noticias del joven universitario que se había desplazado hacia esa región con el fin de comenzar a ejercer su profesión.

Gómez explicó que desde que se registró este hecho, el impacto emocional en su familia ha sido muy grande, principalmente en su padre, quien tiempo después falleció debido al dolor por la incertidumbre de no saber nada de su hijo; “esto ha provocado un grave daño a la familia; por esto perdimos a mi padre, esto no es fácil, perder a un hijo”, enfatizó.

Tras más de 14 años sin saber nada y de realizar gestiones ante diferentes instituciones, especialmente ante la Fiscalía General de La Nación, cuando se conocía de la exhumación de restos humanos hallados en fosas comunes en esa región del Putumayo, la esperanza de poder saber, que fue exactamente lo que pasó con su hermano, han vuelto a revivir con este acuerdo, que considera él, va a llevar a que los integrantes de las FARC, cuenten la verdad sobre lo sucedido.

La fotografía de los desaparecidos posa en un pasillo de la Alcaldía de Colón. | Foto: Julián Andrade.
“Esa es nuestra esperanza, creemos que con el acuerdo que incluye el punto de las víctimas, ellos tienen ese compromiso de decirnos la verdad sobre la desaparición de mi hermano”, recalcó Gómez, quien se refirió a las demás víctimas de desaparición forzada, que también padecen el sufrimiento de este, uno de los crímenes más victimizantes del conflicto armado en este país.

Al preguntarle al mandatario, si cree y le apuesta a la paz de Colombia con la firma del acuerdo entre la guerrilla de las FARC y el Gobierno colombiano, él asegura que sí, incluso afirma que votará sí en el plebiscito del 2 de octubre; “yo soy un partidario de la paz, desde mi posición de víctima; lo que menos deseo es que esta guerrilla siga haciendo daño a otras familias”, enfatizó, y se refirió al perdón que él ha expresado, por lo que invitó a todos los colombianos a apostarle a la paz.

El municipio de Colón, ubicado en la región del Alto Putumayo, pese a estar lejos de las zonas en donde el conflicto armado ha sido más intenso, tiene victimas que se han convertido en el símbolo de la barbarie de la guerra, tal es el caso de la también desaparición del docente Lucio Guerrero, también en el Bajo Putumayo y del secuestro en el 2002, de la hija de tan solo tres años, del entonces alcalde de esta localidad, Libardo Erazo, secuestro atribuido a las FARC, en el cual la menor fue liberada, semanas después.

Fuente : ConexiónPutumayo.com

Comentarios en Facebook

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Debe ingresar para enviar un comentario Ingresar