La paz que soñamos

Por: Claudio Gilmar Gomajoa.

Todos nos preguntamos  diariamente  si llegaremos a ver algún día una Colombia en PAZ. Soy consciente de que hablar de PAZ es algo tan grande que requiere de muchos esfuerzos, no solo de los que puedan dar unas personas, algunos políticos u organizaciones, sino de los que podamos brindar todos como sociedad y como parte fundamental de este país.

El símbolo de la paz
El símbolo de la paz

La actualidad que vive Colombia, nos lleva a pensar que la PAZ solo será posible cuando el Estado llegue a un acuerdo para terminar con el conflicto armado que nos afecta desde hace más de 50 años, y que ha dejado tantas víctimas.

la PAZ es mucho más que el acabar con la guerra, la PAZ la alcanzaremos cuando a todos los ciudadanos se nos garanticen derechos como la educación, la salud, la vivienda, el trabajo y la libertad, es decir, cuando haya igualdad social dejando atrás todo tipo de discriminación.

En la Habana, Cuba, el Gobierno Nacional negocia en este momento la PAZ con la guerrilla de las FARC, pero, la pregunta  que debemos hacernos  es  ¿Está en manos únicamente de ellos alcanzarla?

Si bien es cierto, el día de mañana queremos despertar y tener la seguridad de que no habrá ninguna detonación  que afecte nuestra calma, en el fondo sabemos que aunque esto se logre,  no tendremos PAZ,  sin que antes nosotros y todos los Colombianos alcancemos el perdón que nos permita estar bien nosotros mismos y con los demás, garantizando así un ambiente acogedor que nos ayude a generar lazos de armonía y respeto entre todos como sociedad.

Todos queremos y añoramos vivir en paz
Todos queremos y añoramos vivir en paz

La PAZ la construiremos entre todos, por ello, quiero  aprovechar este espacio para enviar un mensaje a la sociedad en el que invitamos a todos a reflexionar acerca de La responsabilidad que tenemos para ayudar a construir la PAZ en Colombia.

Es importante que tengamos presente que la PAZ podemos iniciarla brindado una simple sonrisa, sin esperar nada a cambio. Es un acto que comienza con cariño, sinceridad, respeto y amor.

No sólo es importante avanzar en un acuerdo con una fracción del grupo guerrillero de las Farc que negocia con el gobierno en Cuba; sino también, con el resto de los frentes que siembran el terror en Colombia, tales como el ELN y las bandas criminales; con el fin de que el Estado pueda luchar con más éxito contra las estructuras delincuenciales que quedan, y las que surgirán muy seguramente en el posconflicto.

Si las Farc están dialogando es porque también quieren la paz y la necesitan después de cincuenta años de frustrada lucha armada.  Ellos saben que es una última oportunidad que no pueden tirar a la basura.

Por eso como están tan interesados en la paz, pueden parar las acciones terroristas contra la población civil, bases militares, estaciones y cuarteles de policía.

La misma guerrilla sabe que ellos no garantizan la paz del país, pero quienes les copien en sus frentes, acá en Colombia, ayudarán a bajarle ferocidad al conflicto y al tema del narcotráfico.

La PAZ  es un sueño muy lejano así  cesen las armas y los ataques.

Comentarios en Facebook

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Debe ingresar para enviar un comentario Ingresar