SENA construye el futuro del campo colombiano

 

SENA.- La formación del SENA relacionada con el sector agropecuario se enfocará para que los colombianos se convenzan que el campo es un proyecto de vida, con programas que respondan siempre a las necesidades de cada región y que impacte la productividad y el empleo.

Así se desprende del trabajo realizado por directores regionales y subdirectores de centros de formación con énfasis agropecuario, quienes se reunieron durante tres días para delinear las acciones necesarias para llevar al campo colombiano toda la oferta institucional de la Entidad en formación, empleo y emprendimiento.

“Durante el gobierno del presidente Santos el SENA ha formado 624 mil aprendices en programas titulados de agro y más de 2,3 millones en 900 programas de formación complementaria; eso refleja la importancia del sector para el país y nuestra Institución”, aseguró el director general, Alfonso Prada.

El funcionario agregó que también se cuenta con 20 mesas sectoriales y cinco redes de conocimiento ligadas con temas agropecuarios.

“En cifras este sector representa aproximadamente el 30 por ciento de todo lo que hace el SENA”, puntualizó.

De esta manera, los compromisos adquiridos por la Entidad para mejorar el impacto que tiene en todo el campo se enfocan a mejorar la productividad y competitividad del sector rural a través de la inversión de recursos, mejoramiento en la pertinencia de los programas de formación, tecnología y bienestar a los aprendices, entre otros pilares.

SENA Y LA SAC, POR EL CAMPO

En el marco del 38º Congreso Agrario Nacional, organizado por la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC) y realizado paralelamente al Encuentro de la Red Agropecuaria del SENA, el Director General explicó a los representantes del sector los alcances de la formación que tienela Institución, con un centenar de centros de formación que ofrecen programas relacionados con el sector agropecuario, de los cuales 49 son carreras tecnológicas en educación superior.

“Nuestro compromiso es formar en lo que el sector requiere para la producción”, aseguró Prada, quien invitó a los agricultores a hacer parte de algunas de las 85 mesas sectoriales y delinear sus necesidades para que la Entidad ofrezca programas orientados a sus requerimientos, con calidad.

“El resultado esperado es empleabilidad para los colombianos y productividad para sus empresas”, añadió el directivo.

En materia de empleabilidad, aseguró que la meta es aportar 320 mil personas con trabajo formal en el sector.

Prada aseguró además que se está construyendo un SENA gigantesco para el posconflicto: “Llegar donde no había sido posible con una oferta para el agro y desarrollo en tecnología al servicio de la región”.

Indicó que, por ejemplo, en San Vicente del Cagúan (Caquetá) se hará un centro de formación orientado a la oferta para el campo; que este tendrá una inversión de 8 mil millones de pesos y que se hará en conjunto con las administraciones departamental y local.

También aseveró que en Paz de Ariporo (Casanare) se recibirá una finca con 50 hectáreas para formación agraria y que en Puerto Gaitán (Meta) la oferta de formación se actualizó a 70 por ciento agropecuaria; el 30 por ciento restante corresponde al sector de hidrocarburos.

Por su parte el presidente de la SAC, Rafael Mejía, indicó que “el SENA es indispensable para nuestro sector si queremos tener tecnología y formación oportuna, como los proyectos que incluyen a los Carabineros de la Policía Nacional, que se forman como técnicos agropecuarios y otros procesos que se han logrado hacer entre las dos entidades”.

Durante la última jornada del Congreso Agrario, el director Prada participó  en un panel en el que compartió con el ministro de agricultura, Aurelio Iragorri, y representantes de la SAC; el tema:la institucionalidad orientada al campo.

 

 

 


Share This Post