La inseguridad en Mocoa: en el orden del día

Jaime Erazo
Jaime Erazo

Por : Jaime Erazo

Por los atracos a mano armada y los robos a residencias y establecimientos comerciales sucedidos últimamente en la ciudad de Mocoa, se puede afirmar que la inseguridad, antes que disminuir esta aumentando considerablemente.

La percepción de inseguridad que se vive esta afectando el bienestar ciudadano que ve limitada su libertad en diferentes aspectos. El miedo o la zozobra que produce termina atemorizando, sobresaltado, enfermando y confinando a quienes viven en la campo y en la ciudad. Por otra parte la actividad económicay comercial se comienza a desacelerar considerablemente, así como también, entre otras, se dejan de realizar actividades cotidianas como el salir de casa en ciertos horarios, transitar por ciertos sitios, hacer deporte a tempranas horas de la mañana o de la tarde, retirar dinero de los bancos, cargar joyas y dinero, dejar confiados la puerta abierta de la casa o dejarla sola.

En fin, lo cierto es que la delincuencia esta desbordando la capacidad de las fuerzas de seguridad para controlar el delito. De ésta inquietante realidad se desprende la necesidad de incrementar la seguridad dada por los mismos ciudadanos, pues según los entendidos en la materia, “la mejor seguridad es la que uno mismo se puede dar”.

¿Qué se puede hacer? Los barrios deben crear y fortalecer grupos de seguridad, con funcionales señales de alarma y de reacción inmediata apoyados por la policía; también se puede implementar el servicio comunitario de vigilancia permanente cuyo costo debe ser asumido por los habitantes de un barrio o sector; hay que invertir en elementos de seguridad para las casas e incrementar la instalación de cámaras de seguridad; exigir el alumbrado público para calles y avenidas; solicitar el acompañamiento policial para retirar grandes sumas de dinero; informar a tiempo sobre la aparición de personas extrañas o sospechosas y no transitar por lugares oscuros o peligrosos.

Para finalizar, no olvidemos que la mejor seguridad es la que uno mismo se da. Organicémonos y seamos solidarios para que la inseguridad no se apodere del buen vividero que es la ciudad de Mocoa.

 

 

Share This Post