Volvieron las fumigaciones al Putumayo

Foto : Archivo Espectador.com
Foto : Archivo Espectador.com

Pto Guzmán

Hacia las 9 y 30 de la mañana de este jueves las avionetas fumigadoras al servicio de la policía de Antinarcóticos, dejaron caer miles de litros de glifosato sobre cultivos de matas de coca en las veredas Galilea, La Ceiba, y La Española, según lo informado por la diputada Sorrel Aroca.

Campesinos de estas tres veredas jurisdicción de Puerto Guzmán, al norte del Putumayo, informaron de las aspersiones a las autoridades municipales ya que el glifosato no solo cayó en las matas de coca si no en otros cultivos de pan coger.

Los habitantes de estás comunidades rechazaron la acción de la policía de antinarcóticos luego de tener el conocimiento por parte de la Organización Mundial de la Salud OMS, que el herbicida utilizado para las fumigaciones conocido como Glifosato es nocivo para la salud de las personas, estudio que fue validado por el ministerio de Salud, solicitando al Gobierno Nacional, la suspensión de las fumigaciones de forma inmediata a través del ministro Alejandro Gaviria.

Voz de rechazo

La diputada Sorrel Aroca, quien en el momento de las fumigaciones se encontraba en Bogotá, participando de un foro agrario en compañía de campesinos del Putumayo en el Congreso de la República.

La señora Aroca, aprovechó la presencia en el foro del asesor del Gobierno Nacional en el tema agrario en los diálogos de paz con la guerrilla de las Farc en la Habana Cuba, para poner de conocimiento de las aspersiones aéreas y reiterarle que se ordene la suspensión de las mismas tras el informe de la OMS.

A esta voz de rechazo no solo de la diputada si no de los campesinos asistentes al foro y de las mismas comunidades afectadas lo hizo la dirigencia en pleno del partido Verde de orden nacional mediante los senadores Antonio Navarro y Claudia López, quienes de inmediato elevaron una queja formal ante el presidente Juan Manuel Santos, solicitando la suspensión definitiva del glifosato en las fumigaciones para combatir los cultivos de matas de coca en Colombia.

Por : Germán Arenas


Share This Post