El respeto a la vida, la defensa de la naturaleza y la educación, el eje de Puerto Asís para el futuro: Jorge Coral

Si alguien tiene una concepción integral del Putumayo y de Puerto Asís es Jorge Coral. Un hombre que desde su tierra natal, no solo se edificó como persona, sino que hoy, es un líder reconocido a nivel nacional e internacional, gracias a una serie de acciones y propuestas colectivas, un amplio diálogo ciudadano y que ha levantado su voz, para salir en defensa de su gente, de la naturaleza, acompañando la bandera del presidente Juan Manuel Santos de alcanzar la paz.
Como ciudadano en ejercicio y apegado al amor que posee por Puerto Asís, se sumó a la celebración de los 103 años de Fundación, de este “Paraíso Natural”, acompañando al Alcalde Ing José Ricardo Burbano y su equipo de Gobierno, en una fecha significativa, pero que a la vez, es una puerta para emprender nuevos retos. “Un nueva visión de ciudad-región, a la luz de la globalización los Tratados de Libre Comercio”.
Si bien, el paso del tsunami de la violencia también afecto el seno de su familia, con la muerte de su hermana años atrás, en condición de víctima y como ex burgomaestre de la segunda ciudad en importancia en el departamento del Putumayo, este hombre que el 2014, defendió con el corazón a la naturaleza de su región, afectada por el derrame de 200 mil galones de petróleo, que contaminó las cuencas hidrográficas, recuerda que ese episodio que trascendió fronteras, “afectó la calidad de vida de la población.  Colocando en riesgo su seguridad alimentaria”, recuerda.
Lo cierto, -es que en la última década- este municipio colombiano no solo ha cambiado acompañado de su biodiversidad, sino que tres generaciones se unieron, acogiendo su llamado para convertir a Puerto Asís, no solo en un referente ambiental en el país y el exterior, sino que hay una hoja de ruta trazada en favor de la construcción de un nuevo modelo de ciudad, que poco a poco comienza a surgir.
La clave, añade. “Un trabajo en equipo entre el sector público y el sector privado, que descansa en respeto a la vida, la defensa de la naturaleza y la educación. Un escenario que es complementado con el turismo, el deporte, el turismo, salvaguardando las lenguas nativas, que el caso del departamento del Putumayo, es de suma importancia, desde el “corazón de un territorio”, cuyo patrimonio indígena es fascinante.
Coral, es una persona sencilla. Que facilita la conversación con sus coterráneos,  indica que en el Putumayo –sus habitantes-  han asumido la tarea de edificar un destino alejado de la violencia, que de una u otra manera, ha permitido que el Gobierno  -mire a la región con otros ojos- desde donde se puede construir el eje del posconflicto, al punto que está influyendo en políticas de Estado, que nacen de la ley de víctimas y el Plan Nacional de Desarrollo entre otros.
“Si usted mira, esta celebración de los 103 años de Puerto Asís, sus habitantes sienten amor por su tierra. Surge de manera espontánea. Es decir, es una sociedad incluyente y solidaria, en medio de años y años de violencia, donde hemos visto morir a nuestros seres queridos. En medio de toda esa dificultad, que ha representado el paso de la violencia por el Putumayo, que se traduce en términos económicos en un atraso en el desarrollo del departamento, que de una u otra manera afectado al municipio, que se vistió de “gala” para celebrar sus 103 años de vida institucional.
Es un convencido, que todo lo que contribuya a jalonar el futuro del sector agropecuario colombiano, sin prevenciones ni dogmatismos, no solo generara empleo sino mayor redistribución del poder político, económico y social en el campo. “Hemos y estamos  edificado desde este lugar del país, un posconflicto con la gente y para la gente, donde su columna vertebral es la defensa de la vida y la naturaleza. Este regalo, que nos dio Dios, los estamos defendiendo y protegiendo, con una línea de acción educativa y pedagógica”, subraya.
En los cuatro puntos cardinales de Puerto Asís, hacen presencia los jóvenes. Unos aman la cultura. Otros el campo. Uno de ellos, se acerca a Jorge Coral y lo abraza. Es un abrazo e agradecimiento. La razón. Donde reside al lado de sus padres, tiene un parque. La calle esta pavimentada. Además, tiene la posibilidad de cultivar el campo. Un hecho que no pasa desapercibido para la comunidad.
Es aquí que surge una pregunta. ¿Dr Coral. Es suficiente modernizar la infraestructura de Colombia, para darle su lugar al campo? Toma un vaso de agua. Unos segundos de silencio. Y recalca. “Lo que observamos desde el Putumayo y en particular desde Puerto Asís, es que este paso es necesario. Debe ser complementado con una comercialización integral. Con ciencia y tecnología. Con procesos de trasferencia y eficiencia, eliminando la ineficiencia del mercadeo, daño incentivos al trasporte y el almacenamiento, generando apoyo directo a los productores, implementando sistemas de precios, y generando valor agregado a las materias primas”
Como se observa, en su tesis, esta resumido la posición de una comunidad, de una ciudad como Puerto Asís, enclavada a las orillas del río Putumayo, desde donde le hacen un llamado a las FARC que paren su accionar de violencia. “Le hemos dicho que están por el camino equivocado. Tienen una oportunidad histórica de firmar la paz, en La Habana, Cuba. Solo así se abrirá la ventana del posconflicto. En Puerto Asís, la cultura y la naturaleza está acompañando el crecimiento de niños, niñas y jóvenes, que hace de ellos,  actores de cambio, de solidaridad y de un alto sentido de pertenencia con su entorno. La tierra de sus abuelos y de sus padres”
Por : Carlos Villota Santacruz

Share This Post