Comercio, hoteles y transporte han caído hasta 50% en regiones petroleras

petroleras0422-100
Click – Ampliar

LaRepública

Ayer la Cámara de Comercio de Casanare realizó una reunión entre las Cámaras de regiones cuyo desarrollo se está viendo afectado por la caída de los precios del crudo, con el fin de analizar la situación y generar propuestas para plantearlas al Gobierno, ya que la gran bonanza petrolera parece haber llegado a su fin con pérdidas en algunos sectores de servicios de hasta 50%.

Y es que el ‘boom’ del crudo  llevó a que los departamentos que presentaran mayor crecimiento del PIB e incluso superior al promedio nacional (de acuerdo con el último informe regionalizado del Dane con cifras de 2013) fueran Putumayo (23,5 %), Meta (11,1 %), Casanare (5,3%) y Santander (6,1%), lo que también  impulsó sectores como la hotelería y la construcción en las zonas que hoy se están viendo afectadas.

Departamento del Meta
El ejemplo más claro, en primer lugar, es el Meta. Allí se pasó de producir en 2007 119.414 barriles de petróleo por día promedio a 509.178 en 2015, con un crecimiento de 326%. Lo que impulso la apertura de hoteles, construcción de centros comerciales y de restaurantes que hoy sienten sus locales vacíos. Y es que según Cotelco, la ocupación de todos los hoteles en promedio paso de 44% en febrero de 2014 a 34% en febrero de 2015 y en algunos el número de visitantes se ha reducido hasta a la mitad. “Además  las pérdidas económicas de las petroleras han afectado el turismo en Villavicencio y Acacías, entre otros”, señaló Carlos Alberto López, presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Villavicencio.

Por ejemplo, Mariluz Rojas, comerciante hotelera de Villavicencio, sostiene que la disminución es de cerca de 30% en la ocupación desde que se agudizó la crisis, lo ha obligado a reducir el personal. Y en Acacías, Castilla y Puerto Gaitán, la situación del sector turístico es aún más grave. Según Luz Helena Arias, administradora hotelera de Acacías, el personal se ha tenido que reducir a menos de 50% por la falta de huéspedes.
La inversión social del departamento también se ha visto afectada por la crisis. López sostuvo que los programas sociales financiados por estas empresas han bajado de $6.000 millones a cero.

Finalmente, Fenalco Meta  aseguró que el comercio disminuyó su accionar y generó una reducción en este momento de 30% aproximadamente en las ventas.
departamento del casanare

Por otra parte, en otras regiones las cosas no han sido diferentes por ejemplo en Casanare, que llegó a crecer en área de licencias para construir hasta 400% en 2013, hoy siente que tiene que encontrar otro motor para su economía. Así lo explica Carlos Rojas, presidente de la Cámara de Comercio de Casanare, ya que la región que depende 78% de su PIB del petróleo y en promedio movilizaba US$380 millones en bienes y servicios, ahora ha visto que el volumen de negocios ha caído en un poco más de 50% y el sector solo aporta US$190 millones.

Además la preocupación es grande porque en estimaciones de la Cámara ya se han perdido  5.960 empleos, de los cuales 24% son nativos de la región. Pero además las pérdidas también son “en sectores que están estrechamente ligados con el sector como el comercio, la hotelería, que ha disminuido más de 25% su ocupación y en restaurantes”, señala Rojas. Esto sin contar que las aerolíneas han disminuido frecuencias aéreas a Bogotá, y el volumen de pasajeros ha caído cerca de 40%.

En construcción, “el cuál tenía gran expectativa,  ha disminuido especialmente en Yopal, que estaba creciendo 100% por año en metros cuadrados licenciados”, comenta Rojas, y agrega que “negocios que estaban preparados para entrar se truncaron, como centros comerciales, almacenes de cadena y tres hoteles importantes”.

Departamento de Putumayo
El diagnóstico en Putumayo tampoco es alentador. Según el análisis que realizó su Cámara de Comercio, las transportadoras que incluyen empresas de servicios petroleros, transporte de carga y personas registraron  pérdidas de 25% y algunas empresas de hasta 90% en los ingresos. Adicionalmente, se logra identificar una deserción de empleados de 10%, solo de nómina, porque casi todas las empresas manifiestan que han perdido contratos y  presupuesto por lo que han tenido que desistir de mucho personal contratista.

Además, comerciantes de maquinaria y producción de la región señalaron que se han visto “muy afectados”. Esto ya que en promedio de 100 ferreterías, 43 manifiestan que han reducido sus ingresos promedio entre 20% y 40%. A esto se le suma que se han visto obligados a aumentar el precio de ciertos productos, sobre todo de importación, debido al aumento del dólar hasta 20%.

Siendo así, las regiones solo esperan que los incentivos hacia el turismo ecológico y la agroindustria den resultados, ya que según Rojas estas zonas tienen una gran proyección en este sentido.

Agroindustria y ecoturismo, nuevas locomotoras
Además de que las cámaras de comercio buscan conjuntamente medidas de apoyo para las empresas del sector en temas como incentivos tributarios, refinanciación de deudas e incumplimiento de contratos, Carlos Rojas, presidente de la Cámara de Comercio de Casanare, señaló que “toca diversificar la producción de la región y migrar hacia otros sectores como el ecoturismo o los proyectos agroindustriales. Campetrol viene liderando este tema con el proyecto del “diamante energético”, que busca que desde el sector de hidrocarburos se ayude al desarrollo de otros sectores”.

http://www.larepublica.co/comercio-hoteles-y-transporte-han-ca%C3%ADdo-hasta-50-en-regiones-petroleras_246491


Share This Post