La vida después de pisar una mina

83a2ea62e0f4cfa71f77de7659289685_xlPor: RCN La Radio

Javier Forero daba por sentado que sus piernas lo acompañarían hasta la muerte. Por eso cuando una de ellas quedó destruida por una mina antipersonal, pensó que el paso a seguir era el suicidio.

Tenía su arma de dotación, un dolor inimaginable, su cuerpo mutilado y un futuro incierto. En medio de un campamento de la guerrilla de las Farc, su impulso por quitarse la vida parecía inquebrantable, pero su impulso por vivir fue superior.

“Yo hace ocho años pisé una mina antipersonal, era de un equipo especial de la Policía y en un campamento de la Teófilo Forero (Columna Móvil de la Guerrilla de las Farc) perdí mi pierna”, dijo Javier, tocando su muñón, como si en él estuviera escrita su historia.

Este policía recordó los hechos en términos propios de la guerra. Los términos “objetivo de alto valor”, “antinarcóticos”, “organización criminal” matizan un testimonio que en el fondo tenía más que ver con lo más simple y lo más profundo de la humanidad: El cuerpo y la sobrevivencia

“Yo era una persona muy activa, corría y jugaba fútbol hacía muchas cosas y en ese momento me di cuenta de que ya no podía volverlas a hacer de la misma manera y por eso decidí en ese momento volarme la cabeza, suena crudo”, dijo Javier con el desenfado que le dieron ocho años de conocerse más a sí mismo, de completarse.

Añadió que “gracias a Dios no lo hice” y se notó en su mirada muy convencida, que no era una simple frase de cajón para explicar su apego a la vida.

“Siempre hay una oportunidad, siempre hay una ventana abierta”, dijo Forero, quien se prepara para participar en la Carrera Presta tu Pierna que se realizará el próximo domingo en Bogotá

El caso de Javier Forero es el de otras 11 mil personas a quienes un mal paso les cambió para siempre la vida.

Entre las víctimas de minas hay 6 mil 829 militares y 4 mil 243 civiles

John Martin, perteneciente a la policía antinarcóticos, estaba en Putumayo cuando su pierna izquierda se desintegró ante sus ojos.

“Es difícil empezar de nuevo pero de que se puede se puede, son las ganas de sacar la familia adelante. Es algo muy bueno superarse uno a pesar de cómo queda” , dijo este hombre que también participará en la carrera de la próxima semana, para conmemorar a las víctimas como él.

Se estima que en este momento al menos 2 mil 200 personas tienen una discapacidad por minas antipersonal.

Según el Landmine Monitor 2013, Colombia ocupa:

• Primer lugar con mayor número de víctimas militares en 2013 (203 de 585 reportadas en el mundo) Segundo lugar Siria con 68 víctimas militares.
• Segundo lugar en número de nuevas víctimas. • Afganistán (1.050) Colombia (368) Pakistán (219)
• Segundo lugar en número de víctimas menores de 18 años. • Afganistán, 487 de 1.008 víctimas civiles. Colombia, 57 de 165 víctimas civiles.
• Tercer lugar en número de víctimas durante los últimos 15 años, después de Camboya y Afganistán.

Texto copiado de www.rcnradio.com – Conozca el original en http://www.rcnradio.com/noticias/la-vida-despues-de-pisar-una-mina-203314#ixzz3WNBMxgQa

 

http://www.rcnradio.com/noticias/la-vida-despues-de-pisar-una-mina-203314

Comentarios en Facebook

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Una respuesta a "La vida después de pisar una mina"

Debe ingresar para enviar un comentario Ingresar