La vida útil de 17 rellenos sanitarios está en la mira de la Superintendencia de Servicios

residuos0216-1000

LaRepublica

Poco preocupa en la vida cotidiana en dónde se hace la disposición final de las 25.054 toneladas que se generan al día de basura en 1.102 municipios de Colombia.

Hoy la Superintendecia de Servicios Públicos Domiciliarios tiene en la mira 17 rellenos sanitarios, de 63, en los que no se ha iniciado el trámite para ampliar su área licenciada para este fin; un proceso que por bien que salga demora dos años. “Tienen una vida remanente menor a 3 años. El año pasado enviamos una alerta, para que actuaran”, dijo Jorge Andrés Carrillo, superintendente delegado para Acueducto, Alcantarillado y Aseo.

Entre los 17, hay casos como el de Carrasco en Bucaramanga y el Relleno Macondo en Yopal que generan más controversia.

Las sanciones en estos temas solamente se dan cuando se demuestra que ha sido negligenci del prestador, pero cuando la responsabilidad recae sobre el municipio, Concejo o la autoridad ambiental, la Superintendencia queda reducida en su capacidad de sanción ante actuaciones erradas.

Cabe recordar que la jefe de la entidad, Patricia Duque, señaló que está limitada a las sanciones en 2.000 salarios mínimos mensuales, frente a otras superintendencias y por lo tanto está buscando darle más dientes fortaleciendo el régimen sancionatorio vía legislativa.

Al menos 1.377,4 toneladas por día (Ton/día), es decir 5,5% del total de residuos, son llevados a 194 sitios no permitidos y persiste una inadecuada disposición final en 13 municipios realizando vertimiento de residuos a cuerpos de agua, uno con quema ilegal y, 133 municipios disponiendo en botaderos a cielo abierto.

“La alerta que se genera frente a estos rellenos sanitarios, está relacionada con su vida útil, pues la mayoría está agotando su capacidad disponible (menos de 5 años)”, sostuvo Carrillo.

Agregó, que los sistemas regionales reciben 90% de los residuos sólidos, cifra total de generación correspondiente a 69% de los municipios del país. Un caso que le roba el sueño a la entidad es el del Relleno Sanitario de Leticia que está en proceso de investigación, pues a pesar de que su apertura se dio a finales del año pasado ha tenido problemas con su correcta operación.

Este calificativo se le otorga a los lugares de disposición final dependiendo de la ubicación de la basura, su proceso de compactación y la cobertura de los residuos.

Los casos más traumáticos se encuentran en las regiones más alejadas del centro del país y en las que más de 60% de los botaderos no son autorizados por las Corporaciones Autónomas Regionales: Amazonas, Putumayo, Cauca, Guaviare, Guainía, Chocó, Arauca y Magdalena.

El Distrito Capital es el que genera la mayor cantidad de residuos, 5.998 toneladas se transportan al día (Ton/día). Luego está Antioquia, con 3.053 Ton/día; Valle del Cauca, 2.426 Ton/día, y Atlántico 1.893 Ton/día, según el último estudio realizado por la Superintendencia.

Manuel Salvador Rodríguez, director del Centro de Investigación en Ingeniería Ambiental- (Ciia), de la Universidad de los Andes, asegura que si bien es grave lo que se está diciendo acerca de los rellenos, la existencia de estos sitios de disposición final no es el problema real.

“Cuando se habla de gestión de residuos sólidos, los rellenos deberían ser la última opción. La gestión ha sido mal enfocada, antes de llevar la basura allá hay otras alternativas de valorización”. El reciclaje es una de esas opciones; la generación de biogas, otra; así como el compostaje o la utilización de desechos para hacer abono orgánico.

A parte de los impactos ambientales que generan los rellenos y de que “nadie quiere tenerlos cerca por lo que implica (en desvalorización de predios, entrada y salida de camiones y el solo hecho de tener basura al lado de la casa), al cerrarlos duran por lo menos 40 años generando gases, así, el problema también es clausurar su operación”.

En la actualidad hay pocos incentivos para mediar en lo que resulta de la basura. “Con la racionalidad económica, los mercados reaccionan muy fácil”, asegura el experto. De hecho es por eso que varias empresas se dedican a reciclar vidrio o papel, porque en el segundo caso es más barato producir papel de otro reciclado, que de la pulpa. Lo mismo sucede con el vidrio y su producción.

No se trata de que los incentivos sean subsidios, pero sí, por ejemplo, que el Gobierno en sus compras públicas incluya en los requisitos material reciclado o el uso de materiales sostenibles, lo que se podría aplicar en el caso de las vías 4G, que en su construcción van a mover gran cantidad de dinero. “Es mandar mensajes claros sobre estos temas”, reafirmó Rodríguez. Esta situación ha planteado varios retos en materia ambiental y es en lo que se enfocará la Superintendencia, en esta administración al menos en temas de aseo será en cuatro puntos básicos:

1. El cierre definitivo de lugares no autorizados.
2. Planificación regional del manejo de residuos.
3. Articulación de las entidades regionales para la gestión de deshechos.
4. Intervención de procesos intermedios para la minimización, reúso, reciclaje y aprovechamiento.

Doña Juana
El año pasado terminó la angustia del Relleno Sanitario Doña Juana. La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca aprobó licencia ambiental por 7,6 años más de operación. La nueva área de disposición es de 41,52 hectáreas, de un total de 77,6 hectáreas.

Sobre el aspecto que le pesa a la Administración Distrital de la inclusión de la población recicladora que exigió la Corte Constitucional, Ruth Maritza Quevedo, subdirectora de aprovechamiento de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp), dijo que se están abriendo nuevos puntos de pesaje público, que permitan el acceso directo a la población recicladora y plena transparencia.

Reto con los más pequeños
La regionalización ha sido una de las estrategias de política que se mantiene en el tiempo, dijo el Delegado, y ha “dado buenos resultados, concentrando mercados y facilitando el control y seguimiento de sitios de disposición final más grandes y más controlados técnica y ambientalmente”. Pero, agregó Carrillo, esta situación ha generado que “los municipios más pequeños no establezcan esquemas de gestión de residuos sostenibles y que dejen la responsabilidad de definir una disposición final adecuada y a largo plazo en cabeza de los que tienen una mayor carga en términos de cantidades de residuos sólidos”.

Las opiniones

Jorge Andrés CarrilloS.
Delegado de acueducto, alcantarillado y aseo

“La alerta que se genera frente a estos rellenos sanitarios, está relacionada con su vida útil, pues la mayoría está agotando su capacidad disponible (menos de cinco años) y, además reciben 90% de los residuos sólidos, correspondiente a 69% de los municipios del país”.

Manuel s. Rodríguez
Director del ciia de la universidad de los andes

“Cuando uno habla de gestión de residuos sólidos, los rellenos sanitarios deberían ser última opción. Lo que está sucediendo es una muestra de que la gestión en esta área ha sido mal enfocada y no se han evaluado bien las alternativas de valorización”.

http://www.larepublica.co/la-vida-%C3%BAtil-de-17-rellenos-sanitarios-est%C3%A1-en-la-mira-de-la-superintendencia-de-servicios_220361

Comentarios en Facebook

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Debe ingresar para enviar un comentario Ingresar