Crónica de la Restitución: “Espero vivir en “El Placer”

URT placer2 
Elia* y sus hijos regresan a la inspección El Placer, zona que hoy cuenta con cerca de 80 sentencias a favor de víctimas del conflicto. La decisión de regresar fue tomada gracias al proceso de restitución de tierras y el apoyo estatal.

URT Putumayo

Valle del Guamuez (Putumayo), 27 de septiembre de 2014. Bajo un sol que quema con toda su imponencia, a la sombra de uno de los antiguos salones de la escuela vieja de El Placer, Elia* y su hijo menor comparten otro pedazo de su vida.

Luego de trece años, esta familia regresa a la tierra que tiempo atrás atestiguó los constantes enfrentamientos y el dolor de cientos de personas. Cuando se llegaba a El Placer, hace unos años atrás, se sentía esa sensación de desolación en sus calles. Hoy, la apreciación es diferente. El Placer es ese valle y campos de yuca, plátano, cacao, pimienta y ganadería, gente trabajadora, ganas de salir adelante, de transformar su inspección y de ser pioneros en procesos de reconciliación.

El 20 de junio del año 2000, fecha que se dio un desplazamiento masivo en la inspección de El Placer, es la fecha que siempre recordará con tristeza. Su pequeño, que no nació en este departamento, hoy juega con piedras y cosas abandonadas en el patio de la escuela de esta inspección. El niño corre sin temor, evidenciando su inocencia y sus ansias de descubrir. Su madre, intenta decirle que se esté quieto, pero el infante en un gesto de amor se acerca a ella y le dice: “Mamita, no llores yo te amo.”

Con lágrimas y voz temblorosa Elia afirma que retorna porque tiene esperanza: “la sentencia de restitución es sinónimo de cambio”. Observando su entorno afirma: “Me siento extraña. Es un nuevo camino. Hoy regresé a mi tierra e inicio mi proyecto productivo de ganadería. La restitución de tierras es verdad.”

Elia y sus hijos mayores, tomaron la decisión de regresar, de perdonar y de iniciar de nuevo, porque, en sus propias palabras: “Me siento extraña en mi tierra. Fui extraña en otra ciudad, pero seguro que con el tiempo y con ustedes (la Unidad de Restitución de Tierras) mi regreso será verdaderamente un placer.”

En los próximos días recibirá la entrega material sus predios. Gracias a esto, desde hace varios meses ha mantenido contacto con el profesional de proyectos productivos. Elemento de la reparación integral que animó su retorno. Al finalizar la conversación, Elia agradece la gestión realiza por la Unidad.

Share This Post