¿Y de las campañas políticas qué?

Jaime Erazo - Columnista. CNP Putumayo
Jaime Erazo – Columnista. CNP Putumayo

A los políticos les pasa algo parecido a las avispas, o se mantienen en calma o se arrebatan cuando algo les inquieta o les molesta. Éste comportamiento es fácil de observar cuando dejan de utilizar los medios de comunicación, en especial la radio, o cuando salen al aire a dar sus declaraciones o defender su posición.

Por éstos días, a los putumayenses les tiene sorprendidos la aparente calma de los políticos, pero,por el tenue ruido que producen sus movimientos se sabe que están recorriendo todo el departamento.

Parece que a los políticos los tiene intimidados el anuncio de las organizaciones sociales y su dirigencia de paralizar el tráfico pesado que transporta hacia el interior del país el crudo de petróleo que se explota en el departamento, pues saben perfectamente que no se pueden acercar tanto al santo porque se queman, ni estar tan lejos porque se pueden quedar quien los alumbre en época de elecciones.

Los políticos están en una encrucijada: si participan de frente corren el riesgo que el gobierno los queme y si al pueblo le dan la espalda en las elecciones se la pueden estar cobrando. Entonces ¿qué hacen? Se van por la fácil, le jalan al doble discurso: uno para contentar al gobierno y otro para contentar al pueblo.

030912-jerazoPor otro lado, los políticos experimentados saben que todavía no es tiempo de lanzarse abiertamente a hacer campaña, puesto que se trata, no de llegar primero, sino, de saber llegar.

Como están las cosas, la plata que los políticos tienen para las campañasla tienen que invertir con mesura pues no se pueden dar el lujo de echarla en saco roto ya que así no hay plata que alcance. Ésta es una de las razones para que los políticos la vayan soltando gota a gota. Generalmente las inversiones fuertes para ganar las elecciones las comienzan a realizar en los tres últimos meses, lo que quiere decir, que el departamento y los municipios se harán a partir del 10 de enero del próximo año.

Y los candidatos tienen razón, ¿quién aguanta un desembolso diario de 15 o 20 millones de pesos? Porque no nos digamos mentiras, los electores también se corrompieron, le pusieron precio a su voto. Ahora ya no votan por un partido, por su ideología o por sus principios doctrinarios, ahora votan por cargo, contrato o por plata en efectivo. Por eso es común escucharlos preguntar sobre cuánto paga el candidato tal o cual, o manifestar que “plata en mano y lo demás en tierra”, o referirse despectivamente a otros afirmando que tal o cual candidato es un tacaño, o que no se gasta ni un tinto.

La anterior situación es lo que ha permitido que haga carrera la creencia de que si no se tiene plata no se puede aspirar a cargo público alguno, llámese como se llame: senador, representante, gobernador, alcalde, diputado o concejal. Por otro lado, esta situación es la que ha empobrecido la calidad de los aspirantes porque la mayoría de las veces terminan aspirando los que popularmente se conocen como “burros con planta”.

Hasta el momento las campañas políticas son costosas, supremamente costosas, sobre todo para los políticos que no cuentan con gobierno favorable, porque los que tienen gobierno, como dice por ahí…”del cuero salen las correas”, o dicho de otra manera, del presupuesto sale la plata para la financiación de las campañas.

La competencia entre políticos, para quienes “el fin justifica los medios”,es lo que ha llevado a encarecer y a la vez empobrecer las campañas políticas. Hay que ganar las elecciones a costa de lo que sea y como sea.

Así que la aparente calma que por estos días observamos en casi todas las campañas políticas, indica que algo están tramando los políticos. Mientras tanto, se retroalimentan al interior de sus equipos o como dicen los de a pie, toman aliento para atacar y contra atacar en los difíciles tramos que les queda para llegar a la meta que está situada, nada más ni nada menos, en la alta montaña política.

De todas maneras, los políticos no están quietos, están haciendo proselitismo, unos arrancaron con deseos de ganar conscientes de que para triunfar se tienen que emplear a fondo, otros, acostumbrados a que sus equipos los carguen y sus simpatizantes les griten vivas y hurras, arrancaron como quien no tiene ganas, dejando que los más entusiastas les tomen ventaja y mucha ventaja.

¿Quién ganará?…El día de las elecciones se sabrá, porque en política, como en el futbol, nada esta ganado hasta el pitazo final.

Jaime Armando Erazo Villota
Miembro del Colegio Nacional de Periodistas
Seccional Putumayo

Comentarios en Facebook

Comentarios

Powered by Facebook Comments

5 Respuestas a "¿Y de las campañas políticas qué?"

Debe ingresar para enviar un comentario Ingresar