La FAO adelanta proyectos de apoyo en el Putumayo

FAO

Con la financiación del Fondo Central de Naciones Unidas para la Respuesta a Emergencias – CERF, la organización trabaja con 1700 familias de los Municipios de Valle del Guamuez, Puerto Asís, San Miguel, Puerto Guzmán y Puerto Leguízamo

En alianza con la Diócesis de Mocoa Sibundoy, la FAO adelanta actividades de rehabilitación de medios de vida orientados a mitigar los efectos negativos en la seguridad alimentaria y nutricional generados por la dinámica del conflicto armado y agravados por las inundaciones y vendavales ocurridos en el segundo semestre de 2012.

Estos fenómenos ocasionaron escasez de alimentos, pérdida parcial o total activos productivos necesarios para reactivar la producción de alimentos, condiciones agroclimáticas extremas, y limitaciones para el acceso a las parcelas productivas por parte de los pobladores.

Teniendo en cuenta la doble afectación de las comunidades, los modelos técnicos implementados por la FAO hacen énfasis en la gestión del riesgo para la protección de los medios de subsistencia agropecuarios y el fortalecimiento de la capacidad para afrontar fenómenos climáticos extremos.

La respuesta humanitaria de la FAO se adelanta desde hace 3 meses y se espera la participación de 1.700 familias distribuidas en los municipios de Valle del Guamuez, Puerto Asís, San Miguel, Puerto Guzmán y Puerto Leguízamo; adicionalmente se incluirán 5 Internados Juveniles para la Paz como centros educativos y de protección infantil, en los que también es deficiente la cantidad de alimentos disponibles para cubrir las necesidades de consumo de los estudiantes.

A la fecha se han vinculado 1.625 familias que ya están en la primera de 6 fases de capacitación, en las cuales recibirán un kit de insumos agrícolas (semillas, herramientas agrícolas, fertilizantes) para el establecimiento de unidades productivas colectivas, llamadas también Centros Demostrativos de Capacitación Comunitaria (CDC), en los que se aplicarán técnicas de producción rápida y apropiada de alimentos, preparación de bioabonos, recuperación del suelo y de semillas criollas a través de la implementación de viveros comunitarios. Será en estos centros comunitarios en los que se obtendrán las primeras cosechas a través de la metodología “Aprender Haciendo”.

Posteriormente cada familia aplicará lo aprendido en las huertas y parcelas individuales para cubrir las necesidades de alimentos de la unidad familiar. En los Internados Juveniles se vinculará a la comunidad educativa a través del fortalecimiento de las huertas o granjas escolares.

También se desarrollarán capacitaciones prácticas en nutrición, hábitos de vida saludable, almacenamiento de alimentos, recetas innovadoras y alternativas que permitan ampliar la vida útil de los productos obtenidos en los CDC, huertas familiares y escolares.

Con esta respuesta humanitaria ya son tres los proyectos ejecutados por la FAO y financiados por el fondo CERF en el departamento del Putumayo, que brindan respuesta en emergencia con énfasis en la recuperación rápida de los medios de subsistencia de las comunidades rurales más aisladas de esta zona del país.


Share This Post