Con panfletos amenazan habitantes de Orito Putumayo

Por: German Arenas Usme

Alarmados se encuentra un amplio sector de habitantes del municipio de Orito en el bajo Putumayo, tras la aparición de dos panfletos donde figura una lista de nombres de personas señaladas de auxiliadoras de la guerrilla de las Farc, de conformar bandas dedicadas a la extorsión en la región, y otras de dedicarse a la venta de drogas alucinógenas y a la delincuencia común.

Los dos pasquines fueron dejados uno en la iglesia de la inspección de policía de Siberia y el segundo en la escuela rural de la vereda El Azul; en la lista figuran estudiantes, comerciantes, amas de casa y otras personas del común.

Esta situación fue puesta de conocimiento ante el personero de la localidad Fernando Arévalo, y ante las mismas autoridades de policía como ejército para que se adelante las investigaciones de rigor y se pueda establecer responsables de los mismos.

Uno de los panfletos está encabezado “BUSCADOS GAULA/AUC”, escrita a mano y en una hoja de libreta cuadriculada

En lo que va corrido de este año son ya nueve personas que han sido asesinadas en diversas circunstancias y una décima se debate entre la vida y la muerte tras recibir 5 disparos con arma de fuego el pasado sábado cuando departía con un amigo en un restaurante en pleno centro de la población. Esta persona fue identificada como el ex concejal Pablo García, miembro del partido Verde.

Amenazas a políticos

Por otra parte trascendió que varios miembros activos del partido Verde en Orito vienen recibiendo amenazas de muerte por parte de desconocidos. Amenazas que han llegado a sus teléfonos móviles mediante mensajes de texto.

El ex concejal García, que hoy se debate entre la vida y la muerte en un hospital de Puerto Asís, había recibido una de esas amenazas desde principios de este año, las autoridades investigan si su agresión con arma de fuego por parte de un sujeto tiene que ver con las amenazas.

García, cuando se desempeñó como concejal denuncio varias irregularidades en contratación en la administración del entonces alcalde Alirio Martínez, quien fue investigado y sancionado por la Procuraduría General de la Nación por estas denuncias.

Estas amenazas y los dos panfletos están ocasionando temor dentro de los habitantes tanto del área rural como urbana de la población petrolera del Putumayo


Share This Post