Hermanas exigieron perdón para obispo

diariodelsur.com.co

Las Hermanas Franciscanas de María Inmaculada de Bogotá enviaron un comunicado exigiendo que estudiantes, padres de familia y docentes le pidan perdón al obispo de la Diócesis de Mocoa-Sibundoy, por lo manifestado durante la movilización del pasado viernes.

Las religiosas que administran el colegio María Goretti, señalan “a monseñor Parra le pedimos perdón por esta situación nada edificante, causada por estudiantes de nuestra institución. Como gobierno general le ofrecemos nuestro respaldo”. El oficio está firmado por la superiora general, hermana Noemí Quesada, y la hermana consejera Clara Cifuentes.

Además, en el texto se informa que los predios del Colegio Santa María Goretti desde 1933 la Comunidad de Religiosas Franciscanas de María Inmaculada rigen dicha institución educativa, que ha funcionado desde sus

inicios en el local que pertenecía al Vicariato Apostólico de Putumayo, hoy Diócesis de Mocoa-Sibundoy.

“Queremos decirle a la comunidad educativa, padres de familia, profesores, estudiantes, que como religiosas franciscanas de María Inmaculada respetamos plenamente las leyes del país. Si un bien está asignado legalmente a una persona natural o jurídica y posee documento que lo respaldan, tiene todo el derecho sobre ese bien”.

El pronunciamiento se hace tras la protesta que contra la Diócesis de Mocoa-Sibundoy realizaron estudiantes del Colegio Santa María Goretti el viernes anterior.

Share This Post

2 Comments - Write a Comment

  1. VA LA MADRE….

  2. “Con esas monjitas para que enemigos….”

Comments are closed.