Guillermo Rivera, el heroe de la ley de víctimas

Edgar Artunduaga

Hace más de 5 años, el Representante liberal del Putumayo Guillermo Rivera (abogado, 41 años, de padres del Huila y Tolima, desplazados por la violencia) se paseaba por el Congreso con la idea exótica de que el Estado compensara a las víctimas de la violencia y sus compañeros llegaron a pensar –ante su insistencia- que andaba algo perturbado.

Fue un parto bien largo, explica Rivera. Empezó en el 2.007 cuando se celebró en el Senado de la República una audiencia, bajo la denominación de “Víctimas Visibles”. Desde aquel momento surgió la idea de hacer una Ley en Colombia al estilo de la Ley española. Se presenta la iniciativa a través de la bancada Liberal del Senado de la República y hace su tránsito extrañamente tranquilo en la Comisión Primera, sin profundizar –quizá- en las dimensiones de la iniciativa. Cuando llega a la Plenaria, el gobierno se atraviesa pero el Senado se impone, en un hecho histórico.

La aprobación en el Senado de la Ley de Víctimas, de manera extraoficial le costó el puesto al Ministro del Interior de entonces, el Doctor Carlos Holguín Sardi, quien (hay que reconocerlo), tuvo gestos muy gallardos con la iniciativa pero a su jefe de entonces, al Presidente Álvaro Uribe por supuesto no le gustó. Entendemos que ese fue el motivo de su retiro.

Cuando llega a la Cámara de Representantes, ya el entonces Ministro del Interior Fabio Valencia, se opuso a varias de las ideas que venían planteadas en el texto del Senado. Se pretendió excluir a las víctimas de agentes del Estado, se limitó muchísimo el capítulo de restitución de tierras y se aprobó en la Comisión Primera de la Cámara un texto bastante light en términos de lo que se pretendía.

Luego en la Plenaria se aprobó el mismo texto sin los votos liberales, con nuestra oposición. El gobierno del Presidente Uribe envió una nota a través de su Ministro de Hacienda, Oscar Iván Zuluaga, pidiendo el archivo del proyecto. El mismo Oscar Iván sustentó esa tesis porque según el gobierno la Ley costaba demasiado y fue así como se hundió en junio del año 2.009 en el Senado de la República.

LA SORPRESA DE SANTOS Y SU APOYO

Para sorpresa de muchos colombianos, pero en especial nuestra –continúa Rivera- el Presidente Juan Manuel Santos (cuando nos invitó a formar parte de la coalición de la Unidad Nacional), aceptó que esta iniciativa de reparación a las víctimas fuese parte de la agenda. Con mayor asombro observamos cómo asumió un liderazgo muy importante para sacarla adelante.

El Presidente le dio absoluta prioridad en el marco de una agenda voluminosa, como la que ha tramitado el Congreso en esta legislatura. Debo reconocer que sin el apoyo del Presidente Santos, habría sido realmente imposible sacar este texto adelante. Estamos muy satisfechos. Esta no es una Ley perfecta, ninguna lo es, pero nos parece que es un mensaje muy claro para la sociedad el hecho de que se haya aprobado una iniciativa que propenda por la reparación de las víctimas del conflicto en Colombia.

EFECTOS PARA CINCO MILLONES DE PERSONAS

Definitivamente –explica Rivera- este es un instrumento de reconciliación. La Ley ha sido muy reconocida por algunos de sus contenidos, pero diría que muy poco en su contexto. El hecho de que esta sociedad haya consagrado unos preceptos normativos para que las nuevas generaciones tengan memoria de la barbarie que ha vivido este país y se pueda construir un imaginario colectivo del no más, de que estos hechos de violaciones a los derechos humanos no se repitan es muy importante.

Yo diría que en general la conciencia nacional frente a la realidad, de alrededor de 5 millones de compatriotas que han padecido el horror y que además de eso han vivido en el olvido, es un mensaje de la sociedad colombiana representada en su Estado, que voltea la mirada hacia una población olvidada.

Algo muy importante es que por primera vez en Colombia, se piensa en hacer la paz empezando por las víctimas y no por los victimarios, porque antes siempre se había creído que la paz se hacía desmovilizando a los victimarios. Aquí estamos haciéndola como corresponde, reparando primero a las víctimas. Es un momento de quiebre histórico.

http://artunduaga.com/edgar/index.php?option=com_content&view=article&id=5621:guillermo-rivera-el-heroe-de-la-ley-de-victimas&catid=16:opina&Itemid=39


Share This Post