CORPOICA evalúa prácticas eficientes y sostenibles para potenciar producción y exportación de bananito

Este fruto exótico se exporta a Estados Unidos, Francia, Italia, Suiza, Bélgica-Luxemburgo y Alemania, entre otros. Los mayores productores son Putumayo, Nariño, Antioquia, Santander, Tolima y Valle del Cauca. – La investigación fue financiada por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural. Los primeros talleres de capacitación se realizarán el 5 de mayo en Icononzo y el 6 en Villarrica, Tolima.

“Opciones sostenibles de manejo de cultivo orgánico de bananito en Colombia” es el título del proyecto que está concluyendo CORPOICA para llenar el vacío que aún existe sobre la implementación de prácticas de manejo sostenible de este fruto exótico, que se exporta a países con altas exigencias de calidad e inocuidad.

La investigadora líder del proyecto, Martha Marina Bolaños Ph.D. dijo que los estudios realizados durante los últimos tres años en los departamentos del Valle del Cauca y Tolima permitirán diseñar tecnologías más eficientes y sostenibles, ambiental y económicamente, que faciliten la expresión del potencial productivo de este cultivo, para incrementar el rendimiento y calidad del fruto.

Los primeros talleres se realizarán en el jueves 5 de mayo en el municipio de Icononzo, Tolima, en el centro de acopio de Asobaicotol a partir de las 10 a.m. y el viernes 6 de mayo en las a las 10:00 am en las instalaciones de Frutiexotic, ubicadas en el edificio del Comité de Cafeteros. Las inscripciones se pueden hacer a través del correo mbmarthabolanos@gmail.com. Otros eventos se realizarán durante el segundo semestre del año.

En cuanto a cifras de exportación de banano bocadillo, la CCI reporta que en el año 2009 Colombia exportó 11.252,61 toneladas y a septiembre de 2010 la cantidad de bananito exportado fue de 3.185,58 toneladas, evidenciando una notable disminución en la participación de Colombia como uno de los principales países exportadores de este producto.

Colombia exporta bananito (Musa AA) a través de 17 comercializadoras a países entre los que se encuentran Estados Unidos, Francia, Italia, Suiza, Bélgica-Luxemburgo y Alemania. El país exportó en el año 2010 un total de 4.686 toneladas por un valor de US$5,2 millones, lo que indica que en el año 2010 se exportaron 5.560 toneladas de fruta menos que el año 2009.

Si bien las exportaciones en el año 2009 se incrementaron en gran medida, especialmente a Francia, donde pasaron de 1.000 toneladas en 2008 a 5.000 toneladas en 2009, en 2010 tendieron a disminuir en los países considerados como principales destinos.

De allí la importancia de generar tecnología que fortalezca la producción con manejo ambientalmente sano, y la implementación de prácticas agronómicas en campo que reduzcan la emisión de gases efecto invernadero.

Importancia del cultivo en Colombia

El Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural en su base de datos actualizada a 2009 reporta que la mayor área sembrada de este cultivo se encuentra particularmente focalizada en los departamentos de Putumayo, Nariño, Antioquia, Santander, Tolima y Valle del Cauca, respectivamente.

El total de área sembrada de banano bocadillo en Colombia es de 6.372,6 hectáreas, de las cuales en Tolima hay 219 y en Valle del Cauca, 361.

En estos dos departamentos existen núcleos de productores de bananito que demandan una tecnología eficiente y ambientalmente sostenible para el desarrollo de prácticas de manejo del cultivo y de los recursos naturales involucrados en el proceso productivo.

Las asociaciones de productores que exportan bananito, que participan en este proyecto y que demandan la tecnología, están encabezadas por Frutiexoti (Asociación de Productores y Comercializadores de Frutas Exóticas de Colombia) y Frutos del Sumapaz (Centro Provincial de Gestión Agroempresarial de la zona Oriente del Departamento del Tolima).

Beneficios del proyecto

Los resultados de la experimentación y validación serán la base para formular los protocolos para implementar prácticas de manejo de producción orgánica más eficientes del cultivo de bananito, con beneficio económico, social y ambiental.

Es de resaltar que las prácticas de innovación que involucra el proyecto no tendrán impacto negativo sobre la diversidad, sobre la salud de los operarios, el manejo del cultivo ni los consumidores.

El proyecto evalúa diferentes alternativas sostenibles de manejo de suelo, estudio del efecto de agroquímicos y enmiendas orgánicas sobre el crecimiento, desarrollo, rendimiento y calidad del cultivo. Además, estudia el efecto de estas prácticas sobre la emisión de gases de efecto invernadero.

Los estudios comprenden aspectos enfocados hacia la solución de problemas nutricionales y fitosanitarios, donde se consideran indirectamente la nutrición vegetal, mediante la aplicación de fertilización integrada (química, fertilización orgánica y biofertilización) y directamente, el componente biorgánico y las propiedades biológicas, bioquímicas, físicas y químicas del suelo.

Por otra parte, la aplicación de fertilizantes tanto químicos como orgánicos sin un previo conocimiento de su eficiencia en el cultivo genera problemas ambientales, como contaminación de fuentes naturales de agua con productos nitrogenados y la contaminación del aire por la liberación de gases de efecto invernadero como el dióxido de carbono, oxido nitroso y metano.

Con la adaptación de la tecnología se espera obtener una reducción en la contaminación de fuentes de agua y en la emisión de gases efecto invernadero (Metano y Oxido Nitroso) y así contribuir a una agricultura ambientalmente más sostenible.

El estudio de la zona de influencia de la raíces, conocida como Rizosfera, fue clave para abordar la problemática de nematodos y picudo que causan lesiones en el sistema de raíces del cultivo de bananito.


Share This Post