Uno de los verdugos de San Miguel, Putumayo

Foto. Justicia y paz

Claudio Gomajoa –

Arnolfo Santamaría Galindo Alias “pipa”, era uno de los jefes del Bloque Sur Putumayo. Comenzó a rendir versión libre con el que se espera esclarecer 2.500 crímenes en el sur del país, también está sindicado del asesinato del líder hace 7 años Del Municipio de San Miguel JOSE HIPOLITO HURTADO quien se desempeñaba como presidente de la asociación de comerciantes de la Dorada, Putumayo, el desplazamiento más de 30 personas por el solo caso de la protesta que hicieron los habitantes de la Dorada en el año 2.005 en contra las atrocidades de los paramilitares con la población civil.

LA OTRA HISTORIA NO CONTADA.

Fue el protagonista del terror nunca antes visto en la historia de violencia del Putumayo, paramilitares que salían a la calle a exhibirse con un collar de orejas humanas de los que mataban a diario, para ellos eso era valentía y ser héroes, sus habitantes no tuvieron ni policía ni ejercito que los favoreciera, tampoco personero que defendiera a el pueblo masacrado, tampoco hubo Alcalde que sirviera y favoreciera a mucha gente nada tuvo que ver con la guerrilla, por el solo hecho de ser líderes y les decían de frente y en público de las alianzas de Policía, Ejercito y administración Municipal.

Lo está diciendo los mismos paramilitares en versión libre ante la Fiscalía General de la nación. Este líder que en paz descanse les tenia la cuerda pisada.

El día que asesinaron a JOSE HIPOLITO HURTADO. La policía estuvo acuartelada, los paramilitares llegaron disfrazados de empleados de Ecopetrol hasta su casa y lo acribillaron de 5 balazos. Seguidamente buscaban a GUSTAVO ALVAREZ Q. P. D. En ese entonces Concejal del Municipio de San Miguel. Quien logro hacerle el quite a la muerte en ese día.

Los Paramilitares mataban a cualquier persona que le miraban dinero, o una moto buena o vehículo que les sirviera a los paramilitares, mataron gente que pedía protección al ejercito o a la policía, o ingenuamente denunciaba algún atropello de los terroristas paramilitares que hacían a la gente civil, a los pocos minutos lo desaparecían, así callaron a mucha gente, familiares de desaparecidos, no denunciaron ni lo harán, porque la gente prefiere callar antes de que lo maten, 10 años después aun existe este temor.

Alias “el ganado” un vendedor de rifas del pueblo vendía por $. 400.000 pesos, a muchos de sus amigos, muchas de las veces dando informaciones falsas, con el objeto de ganarse el mencionado dinero, Hecho el vendedor de rifas se daba cuenta quien tenía plata y quien no y al que tenia le mandaba los Paramilitares, y ellos le montaban la película que era colaborador de la guerrilla, para solo quitarle el dinero y para no matarlo le pedían una fuerte suma de dinero, dándole horas para que la consiga, sino era persona desaparecida.

Saquearon casas, negocios, amenazaron gran cantidad de personas los hicieron ir o desplazarse para quedarse con las habitaciones, se hacían novios, para luego convertirlas en informantes, muchas de ellas también murieron.

Mataron a humildes campesinos por quitarles cualquier 3, 4 o 5 kilos de coca que aun quedaba de los arruinados cultivos, En ese entonces.

10 AÑOS DESPUES.

Varios son los interrogantes que la gente de común se pregunta.

1- Cuando combatían los paramilitares llegaban helicópteros y al avión fantasma.

Los paramilitares tenían avión fantasma y helicópteros de combate? Fue una estrategia del estado para acabar con la gente civil y a otros desplazarlos, porque no fue contra la guerrilla, la guerra fue con la gente sin armas, con la que no se podía defender, ni nadie tuvo que los defendiera de los demenciales paramilitares.

2- En San Miguel Ejercito y paramilitares planeaban operativos, por separado.

Porque un día llegaban los paramilitares y otro día los militares y solo se miraban, se hacían los que no se conocían, donde está la inteligencia y contra inteligencia militar, si es que no sabían?

En verdad abierta.com esto fue lo que dijo a la Fiscalía 27, esta es la versión de alias Tomate.

“Desmovilizado relató cómo fueron las masacres de El Placer y La Dorada Domingo, 21 de Noviembre de 2010 12:08

El ex paramilitar Carlos Mario Ospina Bedoya, alias ‘Tomate’, contó cómo el frente Sur Putumayo asesinó en 1999 a 29 personas en este departamento con complicidad de la fuerza pública.

El frente sur del Putumayo cometió varias masacres en la región con el ‘pretexto’ de combatir a la güerilla.

-Así entraron los ‘paras’ al sur del Putumayo

En versión libre, Carlos Mario Ospina Bedoya alias ‘Tomate’, quien fue patrullero, escolta, jefe de finanzas y comandante de los ‘urbanos’ de este frente, contó ante la Fiscal 27 de Justicia y Paz cómo fue entraron los paramilitares en esta zona, así como la complicidad de miembros de las fuerzas militares para cometer dos masacres en Putumayo.

Según ‘Tomate’, los pobladores de El Placer y La Dorada fueron las primeras víctimas del frente Sur Putumayo, un grupo de paramilitares que delinquió en ese departamento entre 1997 y 2006, primero bajo las órdenes de la Casa Castaño y luego de Carlos Mario Jiménez alias ‘Macaco’.”

El grupo ‘Destructor’ sería el encargado de ir a La Dorada, a cargo de alias ‘Guillermo’ como comandante y Pedro María Paniagua Vargas alias ‘Caballo’, como su segundo. Alias ‘Cuarenta’ fue el comandante de escuadras, integradas por alias ‘Carlos’, ‘Polloneta’, ‘Negro Siete’, ‘Marcos’; ‘Mica Flaca’, ‘Rafa’, ‘Confite’, ‘El Cura’, ‘Valentín’, ‘Pizca’, ‘El Viejo’, ‘Maicol’; ‘Carepiedra’, ‘Pitufo’, ‘El Paisa’, ‘Carevieja’, ‘Mondragón’, ‘Alicate’, ‘Turco’ e ‘Indio Chamón, así como alias ‘Orejas’, que sería el informante en La Dorada.”

En otros de los apartes que conoció EL ESPECTADOR dice

“Por el camino se encontraron con dos retenes del Ejército, pero no los revisaron. Uno de ellos, según Ospina, una base militar ubicada en Santana, Putumayo; y el otro en el cruce del Yarumo, cerca de Orito. A los ‘paras’ que iban en los camiones los tranquilizaron al decirles que no debían temer a las autoridades, porque “eso ya estaba cuadrado”. Además, porque al parecer alcaldes y otras autoridades de la región sabían que ellos estaban en esa ‘vuelta’.”

Quiero terminar dando a conocer con el prontuario delictivo de alias “pipa”

Fue el más sanguinario psicópata cruel y torturador con sus víctimas, Los asesinatos, desapariciones y desplazamientos, cometidos por 800 paramilitares en el sur del país. Alias ‘Pipa’, solo estaba cumpliendo las órdenes de su jefe William Daniel Carvajal Gómez alias ‘Daniel’ y del jefe político de los ‘paras’ en el Putumayo alias ‘Kike’. Al igual que ellos, asistió por protocolo, se desmovilizó como un mando raso y se mantuvo prófugo hasta el 16 de febrero de 2010 cuando el CTI lo capturó en Soacha, Cundinamarca, como vendedor de celulares y brujo leedor de cartas, vendedor de riegos para negocios y casas.

‘Pipa’ nació y creció en Solano (Caquetá). Cuando tenía 14 años, dejó los estudios de bachillerato porque el M-19 lo quería reclutar. Por eso desde joven se dedicó al campo en una finca de su padre, pero en 1997 salió huyendo junto a su familia después de que los Frentes 15 y 19 de las Farc asesinaron a su papá y a dos familiares.

EL INGRESO A LAS AUC

Denunció los hechos, pero dijo que ninguna autoridad les prestó ayuda y por eso acudió a los paramilitares que delinquían en Florencia, Caquetá. Mientras trabajaba lijando carros, conoció a un comerciante que lo contactó con alias ‘Harrison’ y ‘José María’. Por medio de ellos, ingresó al Frente Héroes de los Andaquíes, uno de los sub-bloques del Bloque Central Bolívar.

En ese Frente delinquió durante seis meses hasta que las Farc lanzaron una bomba a la casa donde vivía con su familia. Se escondió en Ibagué, luego en Bogotá y a finales de 1999 volvió a contactarse con los paramilitares que, esta vez, lo llevaron al naciente Bloque Sur Putumayo.

‘Pipa’ llegó al Putumayo a mediados de 2000, meses después de que 100 paramilitares cometieron las masacres en La Dorada, cabecera municipal de San Miguel, y El Placer, inspección del Valle del Guamuez, para instalar allí sus ‘bases militares’.

‘Pipa’ fue entrenado como ‘político’ por alias ‘Blanco’ en El Placer. En poco tiempo, pasó de darle charlas a la población civil y a la tropa, a ser el comandante militar general y mano derecha de los jefes ‘Rafa Putumayo’ y ‘Daniel’. También dijo que fue testigo del cambio de dueños del Bloque: cuando pasó de las manos de los hermanos Carlos y Vicente Castaño a las de Carlos Mario Jiménez alias ‘Macaco’.

Se espera que algún se esclarezca toda la verdad en por justicia por los miles y miles de desaparecidos que cayeron en las balas asesinas de los paramilitares, muchas de ellas con la venia de las autoridades.

Tomado apartes de VERDAD ABIERTA.COM y EL ESPECTADOR.COM

Comentarios en Facebook

Comentarios

Powered by Facebook Comments

2 Respuestas a "Uno de los verdugos de San Miguel, Putumayo"

Debe ingresar para enviar un comentario Ingresar