Cumbre policial en Neiva

LaNacion.com.co

Los comandantes de la Policía del Caquetá, Huila, Putumayo y Tolima, analizaron la seguridad en la región. Los hurtos es el delito que más se elevó. Autoridades indican que el mayor objetivo es debilitar a los grupos insurgentes que operan en la zona.

La inseguridad, los ataques de la guerrilla, los secuestros, hurtos, extorsiones y hasta la falta de colaboración de la ciudadanía, fueron analizados ayer durante la cumbre policial, que se llevó a cabo en el sector de El Juncal, en la localidad de Palermo.

Los comandantes de la Policía de los departamentos de Caquetá, Huila, Putumayo y Tolima, se reunieron para discutir sobre la problemática de orden público que se padece en la región, donde según ellos, los hechos delictivos tienen asustados a los ciudadanos del sur de Colombia.

Durante la jornada, que durará hasta el día de hoy, los cuatros comandantes estudiaron los hechos que perjudican la tranquilidad de los ciudadanos y la manera como se pueden bajar las tasas de crímenes, hurtos, secuestros, extorsiones y ataques de la guerrilla, situaciones que han dejado varias personas heridas y víctimas fatales.

Para los comandantes, lo que buscan con el encuentro es darle tranquilidad a los habitantes y contrarrestar los delitos. Por eso, se busca aumentar el pie de fuerza, los equipos, la logística y hasta un acercamiento con la comunidad con el fin que colabore dando información sobre la identidad de los delincuentes, los hechos y hasta los sitios donde se esconden y delinquen.

Para el comandante regional de la Policía, General José Vicente Segura Alfonso, se está trabajando fuertemente con el fin de combatir a la delincuencia. “Hoy estamos haciendo presencia en los cuatro departamentos, atendiendo las denuncias, capturando a los delincuentes, enfrentando a los grupos armados. El sur de Colombia es una zona con amplia presencia de grupos irregulares, que han sembrado el terror, dejando muertos, familias desplazadas y hasta pobreza”, indicó el general Segura.

La región

Para los cuatro comandantes, en la zona surcolombiana aumentó el flagelo del terrorismo, del narcotráfico y la delincuencia común organizada.

José Javier Herrera, comandante de la Policía Tolima, dijo que el mayor esfuerzo que se hace en la región es combatir a los guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Farc, y el Ejército de Liberación Nacional, ELN.

Manifestó el Comandante, que en el caso del Tolima, la fuerza pública ataca a los guerrilleros del frente 21 de las Farc, que opera en el sur de este departamento.

“Este grupo es el responsable de un alto porcentaje de las extorsiones que se hacen en el Tolima, especialmente a comerciantes, ganaderos, empresarios. Nuestro objetivo inmediato es acabar con este frente, para eso, unimos fuerzas con los comandos de la región, para que nuestros hombres combatan a estos terroristas”, indicó el coronel Herrera.

Añadió, que a la vez se desterró prácticamente a la guerrilla del norte del Tolima, donde hacía presencia insurgentes del ELN, especialmente en los municipios del Líbano y Murillo.

De otro lado, el comandante de la Policía de Putumayo, teniente coronel Alberto Libreros, expresó que el microtráfico es otro problema que se presenta en la región y este flagelo también es una fuente de ingreso para los terroristas.

El hurto

El tema que más inquieta a los uniformados es el incremento de los hurtos no sólo en los cuatro departamentos, sino en toda la geografía nacional.

Para el general José Vicente Segura Alfonso, comandante de la Regional Sur de la Policía este delito se tomó las calles y barrios de los departamentos.

“Están robando desde carteras, celulares, motocicletas. Analizamos que detrás de estos hechos hay un problema social muy grave como es el del desempleo, el desplazamiento de personas. Estamos adelantando operativos con el fin de acabar con las bandas que operan en la zona, de las cuales varios cabecillas han sido detenidos y la vez se han desarticulado estos grupos”, dijo el General.

Año electoral

De otro lado, por ser el 2011 un año electoral, la Policía reforzará sus acciones en cada uno de los municipios de los cuatro departamentos. Para eso, se ha creado el Comité de Inteligencia Electoral con el fin de atender todas los requerimientos de seguridad que necesite la comunidad.

A la vez, les preocupa la seguridad de los candidatos al movilizarse por algunos sectores de la región, pero se está ejecutando todo un plan de protección para que no sucedan ahora ni después hechos violentos que opaquen la jornada democrática.

Share This Post