El corredor del Vides: turismo en el piedemonte amazónico del Putumayo

Publimayo

RadioNacional – Un territorio andino amazónico que cuenta con un magnífico potencial de recurso hídrico, y una gran riqueza biológica y antropológica, que vale la pena conocer e investigar.

Jose Horacio Villareal

Entre los municipios de Villagarzón, Puerto Caicedo y Orito, en el piedemonte amazónico del Putumayo, se encuentra un territorio selvático, conocido como el “Bloque San Juan” que, por su posición geográfica, cuenta con al menos unas 25 fuentes hídricas, las únicas en el departamento que están libres de contaminación con crudo de petróleo, gracias a los campesinos que se han opuesto a la explotación de los pozos Unicornio y Pegaso, como medida de protección de la gran riqueza de fauna y flora que tiene la región.

La asociación de turismo étnocampesino, andino, amazónico del Bloque San Juan ATECABSJ es una organización que fomenta el turismo de naturaleza con fines científicos, educativos y de investigación, turismo étnico, arqueológico.


Publimayo


“El corredor turístico del río vides, es una iniciativa de campesinos e indígenas, resilientes, que después de un proceso duro de violencia en este territorio del municipio de Villagarzón, Putumayo, la gente retorna a sus fincas para empoderarse y hacer y turismo de naturaleza, somos quince iniciativas de contexto campesino que estamos promocionando este corredor, del magnífico río Vides, el sitio arqueológico y la reserva ambiental Salado de los loros”, puntualizó Germán Pantoja, representante de la organización campesina.

La riqueza arqueológica del río Vides

Son once grandes piedras que están ubicadas en las veredas Santa Teresa, Playa Larga, La Gaitana y en la vereda Miravalle, que tienen petroglifos grabados con figuras de animales de la selva como serpientes, ranas, jaguar, aves y personas, que hasta el momento se desconoce su verdadero origen tanto en el tiempo y quienes fueron los pueblos que grabaron esas figuras, además hay piedras pequeñas que han sido utilizadas como utensilios domésticos, que demuestran la creatividad de los indígenas que las tallaron.

Los campesinos están buscando apoyo para realizar la respectiva investigación científica, que permita conocer la verdadera historia para información de los turistas.

Biodiversidad

Los campesinos están organizados por sectores donde habitan el territorio, que por su condición topográfica, entre la cordillera y la llanura amazónica, se genera una inmensa riqueza hídrica, corrientes de agua fresca y una tierra muy fértil que


Publimayo

produce una gran variedad de vegetación, que garantiza la presencia de varias especies de animales. “Tenemos una mega biodiversidad, para observar insectos, ranas, serpientes, todo lo relacionado con la herpetología, pero también el avistamiento de aves, de todos los tamaños y colores, De igual manera a través de cámaras trampa, con las que hemos podido observar el jaguar, la pantera negra, venados, dantas, tres clases de Paujil, (ave rastrera), esto permite al turista vivir una conexión perfecta con la naturaleza viva”, expresó Germán Pantoja, representante de la agencia de turismo Selva Vides.

El salado de los loros

Es una reserva ambiental que está conformada por 17 comunidades campesinas dedicadas a la conservación y protección del medio ambiente, es el lugar más lejano ubicado en la cordillera, donde la montaña presenta un deslizamiento de tierra, dejando al descubierto una roca que contiene sales naturales muy atractivas para los loros de diferentes especies, que llegan en grandes manadas generando con sus cantos y colores un espectáculo único que vale la pena apreciar. 

«Por su riqueza biológica, y la distancia en que se encuentra, el salado de los loros, aún no está abierto para el ingreso de los turistas”, aclaró Bernardo Caguasango, represente legal de la reserva ambiental.

Once piedras con figuras de animales y personas aún sin investigar
Servicios turísticos

“El turista puede bañarse directamente en el río Vides, agua limpia que baja de la cordillera y alojarse en cabañas campesinas, con zona para hamacas, camping y disfrutar de la gastronomía de la región, platos típicos elaborados con productos libres de químicos, como el delicioso sancocho de gallina campesina, el tacacho y el pescado preparado de diferentes maneras conservando tradiciones indígenas milenarias”, explicó Germán Pantoja.

¿Cómo llegar al corredor turístico del río Vides?

El aeropuerto Cananguchal, está ubicado en el municipio de Villagarzón, con frecuencias aéreas que permiten el ingreso en algo más de una hora desde la capital del país, ya en Villagarzón, hay un punto de información turística que le ayuda a tomar un vehículo que lo lleva por el pie de monte amazónico en un recorrido de casi dos horas para llegar al río Vides y conectarse con cualquiera de las organizaciones campesinas que le permiten vivir una experiencia inolvidable, con lo más puro de la naturaleza.


Publimayo