Dulces y fuertes como la caña, así son las mujeres putumayenses de Asomurca

Publimayo

.Como si fuera un sueño, aún hoy se preguntan mirando hacia atrás ¿recuerdan?, ¿se acuerdan cuando comenzamos?… Admiración, sería la mejor palabra para exaltar toda la tenacidad y empeño que han puesto las 23 integrantes de la Asociación Asomurca cada día desde el 2018, cuando cuatro de ellas propusieron a sus vecinas y amigas de la vereda Campucana en Mocoa, Putumayo, unirse y poner en marcha un sueño común: trabajar juntas, de manera independiente y seguir creciendo en el campo.

Fue así como comenzó esta integración femenina, que aún a la fecha mantiene el mismo número de asociadas. Cada una en su casa, con su parcela, venían trabajando, pero no veían los frutos de tanto esfuerzo, sumado a la sensación angustiosa de ver que el tiempo era cada vez más corto para dar abasto con todo lo que implica un hogar.

Fue tanto el entusiasmo que generó en ellas la idea de solidificar esos esfuerzos y su trabajo de toda una vida, que al poco tiempo del llamado inicial constituyeron legalmente a Asomurca, una organización que hoy día se dedica a la transformación de la caña de azúcar, así como a la preparación de platos típicos del Putumayo.

Gracias al aprendizaje que traían de sus familias, y a las bondades de la tierra putumayense, proveedora de caña y frutas amazónicas, pusieron en marcha la producción de dulces como el maní confitado, la melcocha con maní y coco o piña, el bocadillo, el dulce de guayaba y café, panelitas, miel saborizada. Una combinación innovadora para deleitar a propios y visitantes con los sabores de la región.

Publimayo

Narran que iniciaron con ollas prestadas y con lo que cada una podía aportar, golpeando puertas para conseguir apoyo; pero ahora, en los últimos años, la gestión ha aumentado y con ella el ahorro, y los logros son cada vez mayores. Se dan bonos y se integran en actividades de la vereda, apoyando a otras mujeres, sus familias y comunidades.

Con el paso del tiempo se fueron dando a conocer participando en diferentes mercados campesinos, ruedas de negocios, ferias y muestras gastronómicas, lo que las impulsó a seguir el camino, que comenzaba a mostrar con mayor brillo que esa era la ruta a seguir.

“Como todo en la vida, siempre se tienen obstáculos, pero lo más importante es la unión y la solidaridad”, manifiesta Mery Narváez, al referirse a los aprendizajes que como unidad han recibido en su asociación, agregando que, aunque las edades de las asociadas van desde los 20 hasta los 70, esto no ha impedido que haya entendimiento entre ellas.

“Cada una de nosotras tiene habilidades y situaciones diferentes; algunas son más estudiadas que otras, la mayoría tiene hijos, pero otras no; por lo que la solidaridad entre todas es uno de los mayores valores que tenemos”, cuenta Aracely Díaz, representante legal de la asociación.

Publimayo

Con este transitar y al ver que las cosas iban bien, se propusieron como meta comprar un lote, lo que lograron rápidamente con ayuda de préstamos del fondo rotatorio que ellas mismas constituyeron, hoy cuentan los días para que ese sea el nuevo espacio para poner en marcha su punto de venta y un restaurante, otro de los sueños que les ha impulsado en los últimos tiempos.

“Casi no lo creemos, sí fuimos capaces de cumplir la meta y pasar de tener el punto de venta en un toldo a un local con paredes y techo estables”, expresa con alegría Seneida Rosero, quien complementa diciendo que “el empoderamiento de las mujeres es muy importante para hacer crecer nuestros proyectos y lograr nuestros sueños”.

Y es así demostrado para cada una de ellas, pero también para quienes con asombro les ven crecer en sus propósitos con persistencia y el ánimo de brindar el placer de consumir lo propio, de seguir cultivando sus raíces y de enseñar a otros para no perder su esencia de mujeres rurales, mujeres fuertes, constantes y trabajadoras, a quienes, en el Día Internacional de la Mujer, exaltamos por tan importantes experiencias.

En su trayectoria han encontrado el apoyo de diferentes instituciones y organizaciones como la Gobernación de Putumayo, la Alcaldía de Mocoa, Colombia Sostenible, la Fundación Cóndor, Naturamazonas y la FAO, que junto con la Unidad Administrativa Especial de Organizaciones Solidarias (UAEOS) y el SENA han abierto espacios para el intercambio comercial.

Así mismo, la FAO ha realizado un acompañamiento técnico, que incluye la inversión en infraestructura para la planta de transformación y otros insumos, a través del proyecto Transformación Territorial, Resiliencia y Sostenibilidad, con el apoyo de la Embajada de Suecia, con lo que se solidifican las bases para aumentar su capacidad productiva y comercial.

Publimayo