Petro cancela agenda en Europa y convoca consejo de ministros en Nariño

ElHeraldo – El mandatario anunció que regresará “de inmediato a Colombia”.

El presidente de Colombia, Gustavo Petro, suspendió su agenda internacional en Toulouse, Francia, y convocó un consejo de ministros en Ipiales, Nariño, para atender la grave crisis que se vive en el suroccidente del país.

Cabe recordar que miles de familias se encuentran incomunicadas por un derrumbe en la vía Panamericana que afectó a más de 900 personas.

«Convoqué un Consejo de Ministros extraordinario en Ipiales, Nariño, para atender la situación del suroccidente del país. Regreso de inmediato a Colombia», trinó el mandatario.

Cabe recordar que los afectados hacen parte de 248 familias que viven en las veredas de Santa Clara, La Soledad, Párraga Viejo, Chontaduro, Altos de las Yerbas y La Laja.

Entre tanto, las veredas de Florida, Loma Bajo, Jigual, Pinzón, Berlín, Retiro, Bella Vista, Peña Blanca, Párraga y Pan de Azúcar están incomunicadas, agregó la Gobernación del Cauca en un comunicado.

Por su parte, el gobernador del departamento de Nariño, Jhon Rojas, aseguró que esa región está incomunicada y pidió al Gobierno nacional medidas para evitar el desabastecimiento.

La Defensoría del Pueblo había reiterado el pasado jueves su llamado a las autoridades nacionales y regionales para que se aceleren las medidas que permitan hacer frente a la escasez de combustible, gas, alimentos, medicamentos, materiales de construcción, entre otros, y las demás repercusiones por el taponamiento de la vía Panamericana que cumple 11 días, como consecuencia del deslizamiento de tierra en Rosas, Cauca.

El ente del Ministerio Público indicó que ha constatado «las afectaciones en hospitales, supermercados, estaciones de combustible, entre otros. La vía por el departamento del Cauca es la principal vía que conduce desde el centro del país hacia Nariño y por eso su cierre conlleva al desabastecimiento casi total del departamento».

También hizo un llamado en este sentido a las autoridades del Putumayo, para buscar mecanismos que faciliten la movilidad de los transportadores en la vía alterna que conduce de Pasto a Mocoa y de allí al interior del país, donde se calcula que cerca de 1.200 tractomulas se encuentran represadas.

«De la misma forma, desde la Defensoría del Pueblo de Colombia nos hemos puesto en contacto con la Defensoría del Pueblo de Ecuador para articular esfuerzos que permitan atender las denuncias de algunos transportadores de combustible en relación con posibles obstáculos para circular por las vías del vecino, para llegar hacia el sur del departamento de Nariño. De otro lado, inquieta que, según Camacol, ya están suspendidas varias obras de construcción en Nariño, con la consecuente suspensión de 3.000 trabajadores, y se estima que, de no encontrarse una pronta solución, en las próximas semanas estarían en riesgo cerca de 20.000 empleos», se lee